Recomendados

martes, 16 de marzo de 2010

JOSÉ VICENTE PEIRÓ BARCO - EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ JOSÉ PÉREZ REYES / Fuente: diario ABC COLOR del domingo, Domingo, 23 de marzo de 2008

EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ
JOSÉ PÉREZ REYES
Autor:
JOSÉ VICENTE
PEIRÓ BARCO

(Enlace a datos biográficos y obras
En la GALERÍA DE LETRAS del
www.portalguarani.com )
Sorpresa fue la inclusión de José Pérez Reyes entre los “nuevos” narradores latinoamericanos. Ya sabemos que la industria editorial es una máquina de fagocitar autores latinoamericanos jóvenes desde que ésta se empeñó en exprimir todo lo exprimible.
Quizá sigue ansiando el hallazgo de un “neoboom”, cuando nunca segundas partes fueron buenas. Mientras la literatura latinoamericana continúa con su curso natural, hay quien se empeña en encontrar lo nuevo a toda cosa, sin ser consciente de que a veces cae en el ridículo. En ocasiones, el fruto aún no está maduro y acaba por no encontrar un puesto entre la literatura de calidad. Es más: es lo que suele ocurrir. En otras ocasiones, la industria equivoca su rumbo y no encuentra los narradores que merecen la pena porque espera que le lleguen por recomendación de alguien, y cuando recibe los manuscritos, los envía a la papelera simplemente porque carecen de un punto de vista comercial que nadie entiende, pero que se intuye bien. Algún día alguien desentrañará los misterios de la mercadotecnia en el mundo editorial.
No es nuestra misión en la actualidad. Lo dejaremos para el futuro, para cuando dispongamos de mayor perspectiva y algunos datos ocultos por la opacidad de esta industria. Lo nuestro es comentar obras y sorprendente nos pareció la inclusión de un autor paraguayo entre “los 39”; esos treinta y nueve autores latinoamericanos reunidos en Bogotá, con motivo de su capitalidad del mundo del libro. Junto a autores consagrados –más o menos– como el peruano Santiago Roncagliolo, el argentino Gonzalo Garcés, la cubana Wendy Guerra, el mexicano Jorge Volpi y el colombiano Juan Gabriel Vásquez, había otros menos conocidos fuera de sus países respectivos como la puertorriqueña Yolanda Arroyo, la salvadoreña Claudia Hernández, el venezolano Rodrigo Blanco Calderón o el guatemalteco Eduardo Halfón. Entre estos últimos había un paraguayo, sí, nadie se había olvidado de un país del que algunos siguen pensando que allí nadie escribe. Se trata de José Pérez Reyes.
Y no está mal pensada la decisión de seleccionar a Pérez Reyes. Podría haberse incluido a otros como José Ramírez Biedermann (que quizá no fue porque no tenía obra publicada aún), pero Pérez Reyes bien puede representar ese modelo de autor joven sin complejos y dispuesto a crear por el mero hecho de fabular. No es nada pretencioso, ni sigue una fatua moda intelectual: lo suyo es contar por contar y deleitarnos. Rompe con el pasado de la literatura paraguaya y nos enseña los caminos del país que él conoce: el representado por la ciudad.
Y es lo que encontramos entre los cuentos de su última obra publicada, Clonsonante. Editó en 2002 un anterior libro, titulado Ladrillos del tiempo, pero en su nueva obra es donde hallamos un relato que merece la pena por encima de todos, el que da título al libro. Ese celular que es un clon sonoro del protagonista realmente nos hace reflexionar, sin dejar de disfrutar de las aventuras dramáticas, pero surrealistas del personaje. La fantasía de este relato traspasa los límites de la razón, pero la raíz de sus historias está en la cotidianidad. Como bien expresa Victorio Suárez en el prólogo de la obra, “no se trata de una simple aproximación a elementos sociales”, sino de una aproximación a “la enmarañada cotextura que aturde a nuestra sociedad”. Es la alienación quien ejerce de cimientos de un mundo donde la tecnología se ha engullido cualquier posibilidad creativa. Más que relato de anticipación, Clonsonante es un dibujo del absurdo de nuestros días, de la pérdida de la identidad del individuo y de los problemas que le acechan cuando la máquina domina física y moralmente al ser humano.
Sin embargo, Clonsonante, aun siendo el relato más destacable del conjunto de Pérez Reyes, no es el único que sorprende. En realidad, sorprende más aún el continuo devaneo entre distintos registros cuentísticos: desde la síntesis en el microrrelato “Concilio”, con abundante diálogo además para los apenas seis párrafos de que consta, hasta el buen trabajo de gradación de la acción con la colisión entre lo onírico y la memoria de “Ida y vuelta”, o la expresión del miedo en la vida clandestina del prófugo en “Crimen espejado”. “Chadicto” destaca por su insistencia en el tema de la alienación producida por el empacho de tecnología, dado que las aventuras cibernéticas pueden acabar en desdicha. Si las obras de arte de “La galería” están realmente vivas para el incauto personaje que se refugia de la lluvia no es porque sean objetos animados, sino porque el efecto de la vida de lo inanimado se produce en la mente del individuo. Y es que los cuentos de Pérez Reyes son pura imaginación desbordada: el asombro hecho relato, como en esa reflexión estresante sobre el tiempo de “Relofixión”.
Valgan sus juegos neologísticos en los títulos para demostrar que estamos ante un autor ingenioso. Pero no sólo de ingenio vive el hombre: es necesario oficio. Pues José Pérez Reyes también lo tiene. Es obvio que con dos libros de cuentos el lector no puede saber aún si se halla frente a Borges, pero sí al menos ante las raíces de un gran autor si continúa demostrando saber poner en letras lo imaginado. Clonsonante es un muy buen libro que abre puertas a nuevas producciones de uno de los autores que más dará que hablar próximamente en el panorama de las letras paraguayas del siglo XXI.
José Vicente Peiró Barco
.
.
Enlace al libro CLONSONANTE
.
Visite la GALERÍA DE LETRAS
del PORTALGUARANI.COM
Amplio resumen de autores y obras
de la Literatura Paraguaya.
Poesía, Novela, Cuento, Ensayo, Teatro y mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario