Recomendados

martes, 17 de agosto de 2010

EMI KASAMATSU DE ENCINO - ¿ES PECADO TENER HIJAS...? (CUENTO) / Fuente: TALLER CUENTO BREVE - VEINTITRES CUENTOS DE TALLER (1988).


¿ES PECADO TENER HIJAS...?
Cuentos de
EMI KASAMATSU DE ENCINO
(Enlace a datos biográficos y obras
En la GALERÍA DE LETRAS del
www.portalguarani.com )
.
¿ES PECADO TENER HIJAS...?
Filomena limpia, Filomena cocina, Filomena lava y Filomena plancha. Estas tareas fueron siempre toda su vida. Tiene una hija como yo y un varón más pequeño. Dicen que los papás de ambos son diferentes. ¿Por qué será? Yo tengo un solo papá, que es también de todos mis hermanos. Filomena tiene hermanas menores que viven como ella con sus padres. Cada vez que una de ellas tenía hijos, sus padres se enojaban. ¿Es pecado tener hijos?

Sin embargo, los hombres pueden tener los hijos que quieran y no es pecado. Dicen que Tío Kilo, a quien se lo ve con su cara ancha y sus botas relucientes, como su caballo de motas marrones, tiene 65 hijos en distintos lugares. ¿Cómo lo hará? Su hija mayor tiene 30 años y es la mamá de Sarita. Dos hijos por año, o... tres.

El país pide que se aumente la población, porque se murieron muchos hombres durante la guerra.

Oí que le dijo a mamá una amiga suya:

-"En la época que emigramos a este país, me aconsejaron que no viniera porque aquí estaba poblado por mujeres y, como había poquísimos hombres, ellas estaban a la caza de cualquier extranjero que llegase al país. Y hasta estaban colgadas de los árboles..."

-"A mí me dijeron lo mismo", dijo mamá. "Sin embargo, ellas son tan amables. Doña Ana, por ejemplo, siempre cuando hace dulces de frutas, me convida a probarlos. La Directora de la Escuela y la señora del Juez me quieren como su mejor amiga. Es una lástima que la propaganda de este país en el exterior no sea buena..."

Yo hubiera querido haber nacido hombre para aumentar la población masculina; pero, me siento tan a gusto con este cuerpo de niña. Me gustan las flores, aspirar el aire puro del campo y volar con mi imaginación, hacer vestiditos para mis muñecas, igualitos a los que hace mi mamá. Mi familia me llama "la princesita de la casa", porque soy soñadora y me gustan las cosas inesperadas. Sueño como si fuera la princesa de los cuentos que leo. ¿Será que ellos adivinan lo que pienso? Algún día seré una princesa, ¿por qué no? Pero este es mi secreto y a nadie se lo contaré.

La princesa... la princesa... ¿quién será mi príncipe, si hay tan pocos hombres?

La hora del crepúsculo me ponía triste, porque papá nos decía siempre cuando nos íbamos a jugar los domingos: "Vuelvan antes de que entre el sol".

Varios atardeceres truncaron mi felicidad. Al entrar el sol, también Filomena volvía a su casa. Sería por el reflejo del cielo color rojizo, aquel día ella tenía el rostro sonrojado, bien arreglada y un plato tapado en la mano.

-"Filomena, ¿adónde vas con ese plato?"

-"Voy a visitar a `Tío Kilo' ", me dijo.

-"¿Para qué?"

-"Voy a llevarle su cena y acostarme después con él".

-"Y, ¿para qué querés acostarte con él si no hace frío?"

Ella me dijo en voz baja: "Quiero tener un hijo de él".

-"Ah..."

Varias semanas Filomena siguió acarreando comidas a la salida de su trabajo. Un día me pareció que tenía el vientre abultado.

-"¿Por qué tenés tan grande ahí?", -le pregunté.

Y ella, satisfecha, me contestó: "Estoy esperando..."

-"Mmm..., uno tiene que llevar comida y, después, soñar".

Y... nació una nena, rubia como ella. Lástima que no fuera un varón. Filomena ya no llevaba platos, e iba, directamente, a su casa con su bebé. Seguramente, sus padres la reprendieron como a sus hermanas cuando les llevó por primera vez a su nena. Pero ella ya tiene tres hijos y es grande.

Unos meses después, la nena se murió y ella sola la había enterrado, porque él, Tío Kilo, ni se interesó en conocerla.

Pálida y con los ojos llenos de lágrimas, la encontré la tarde siguiente recogiendo las diminutas ropas de su hija.

-"¿Por qué llorás, Filomena?"

-"Todo terminó, con la nena se fue mi esperanza..."

Dios, seguramente, la llevó porque no nació varón. Y "Tío Kilo", como lo llaman todos en el pueblo, seguirá aumentando la población.
.
EMI KASAMATSU DE ENCINO
Mención en el Concurso Literario de cuentos cortos
"Veuve Clicquot Ponsardín" de 1986.
.
TALLER CUENTO BREVE
Dirección:
Talleres Gráficos
EDICIONES Y ARTE S.R.L.,
Asunción-Paraguay 1988 (136 páginas).
.
Visite la
GALERÍA DE LETRAS
Amplio resumen de autores y obras
de la Literatura Paraguaya.
Poesía, Novela, Cuento, Ensayo, Teatro y mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada