Recomendados

lunes, 6 de septiembre de 2010

RENÉE FERRER - ANTOLOGÍA A VIVA VOZ (RECITAL POÉTICO) / Ediciones Alta Voz, Asunción - Paraguay.


ANTOLOGÍA A VIVA VOZ
(RECITAL POÉTICO)
Poesías de
RENÉE FERRER
(Enlace a datos biográficos y obras
En la GALERÍA DE LETRAS del
www.portalguarani.com )
Ediciones Alta Voz,
Asunción - Paraguay.


POEMAS
Los poemas caen sobre mí
como lluvias torrenciales,
como partes de un astro visionario
que vuelven a nacer entre mis manos,
como ríos anhelantes de su cauce
a través de mi carne.

Caen en mí
cuando las horas parten
y no estoy en mi cuerpo sino llena
de sed y de distancia
en el transito alado de los pájaros.
.
(del libro
PEREGRINO DE LA ETERNIDAD, 1985)
.
LAZO INVISIBLE
Por tus versos,
por tus cuentos,
por tu cálida fraternidad.
Moncho Azuaga

No tengo edad.
No la vivo, ni me agobia.
Por dentro sigo igual.

Me acerco a tu mejilla y dejo allí
un susurro de carne
que se queda temblando en tu tibieza.
Mi risa lava injurias.
Comprendo que no existen.
Que nunca han existido.
Somos tan límpidos
en esa instantánea ecuación de encuentro.

El cielo se cubre de redondos cariños
que desde nosotros se alzan para alumbrar la noche
Muescas de brillo fijas como faros latiendo.

Me niego a darle audiencia a los rencores;
les vedo un escondrijo donde amparar sus púas;
cáncer de asfixia negra,
mordedura.
No voy a zozobrar en tus pantanos.
No sé almorzar silencio,
ni avariciar sonrisa.

Sólo sé de acercarme,
sin tiempo y sin afeites
-mi igual, mi diferente-
para sentirme asida por el lazo invisible
que tiende la poesía.
.
(del libro
DE LUGARES, MOMENTOS E IMPLICANCIAS VARIAS, 1990)
.
¿QUIÉN?
¿Quién podrá llenar el hueco de tus ojos
con la ternura que yo puedo;
construir del vacío desengaño
la catedral de la fe,
en el lecho de carne de tus manos
hacer dormir un sueño,
convirtiendo la lágrima en lucero,
para ti, quién?

¿Quién modelará sobre tus labios
la callada plegaria poniéndole sabor a amanecer;
escuchando el silencio de tus párpados bajos,
quién hará de las piedras que lastimen tus pasos
una alfombra de flores, un nocturno, un regazo, quién?

Cuando llegue la noche recostada en el día,
¿quién hará tus pupilas sedientas de las mías
encontrar el calor,
quién plasmar la mirada, aquella que nacía,
para ver de tus ojos la ternura y moría,
debatida en los besos de tu cálido amor?

Una vez del ensueño difuso
levantada tu húmeda voz,
¿quién con brusco mirar angustioso,
sembrará sus heridos despojos,
para darte de carne y sollozo
un naciente capullo de sol?
.
(del libro
HAY SURCOS QUE NO SE LLENAN, 1965)
.
DE NADIE
No quiero pensar más en antes;
no deseo tristeza pegada a mis manos,
ni cansancio.
El ancla estática que nos adormecía
dentro de un cristal sin colores,
lentamente con el trabajo de mi empeño
se fue deshaciendo en el tiempo.

De nadie, por fin,
de nadie mis locos anhelos;
de nadie mis pasos emprendidos,
y mi alma sedienta de caricia;
mi frente sola para pensar mundos nuevos,
mis ojos infantiles de entonces.

El tenue movimiento de mis labios
ya ríe como antes
la palabra cándida de una madrugada distinta.

De nadie, amor,
lo que no supe darte;
guardándolo obstinada, a tus delicias nítidas;
en una suprema consagración egoísta
de torres rígidas implantadas por otros.

De nadie, porque los hombres, demasiados disolutos,
necesitan faenas para consolidar ansias;
porque existen preguntas que nos dejan sin alma,
encerrados en cárceles sin luceros encendidos;
porque estamos hechos así, irremisiblemente,
para no ser de nadie.
.
(del libro
VOCES SIN RÉPLICA, 1967)
.
MADRE
¿Dónde están las flores de la campiña, madre,
dónde están?
El cálido reflejo de sus ojos, sus promesas,
su risa, ¿dónde están?
Si yo de tus palabras en mi mente
hubiera hecho un altar,
cuán poco de mi llanto quedaría en vaga soledad,
cuán lejos de mis labios estaría la ronca decepción,
y nítida y sutil, en mi cariño, sería la ilusión.
A veces, cuando miro tu cabeza
cansada de llevar
del peso de los días el aliento
del lento batallar,
quisiera, cuántas cosas quisiera,
si te las pudiera dar.
Perdóname,
acaricia mis manos,
presérvame del mal,
que el único cariño perdurable
es el que tú me das.
.
(del libro
VOCES SIN RÉPLICA, 1967)
.
TORTAS DE BARRO
Tortas,
pequeñas,
redondas,
tortas de tierra
cocidas al sol.

Calientes chorrean
barro de verano,
sobre piedra losa
y mantel de flor.

Caritas atentas
mirando la fila,
de tortas marrones
de oscuro sabor.

Si con tu inocencia
de tibia paloma
pudieras su masa
al viento hornear;
y llevar su aroma
de alma triguera
cual quimera alada
hasta algún lugar.

Qué lindo sería
mirar en tus ojos
lucecitas blancas
al verlas volar,
poniendo en las manos
de niños lejanos
pedazos de barro
con sabor a pan.
.
(del libro
CASCARITA DE NUEZ, 1978)
.
ORIGEN
Comencé con el tiempo
en las colinas de un astro intemporal
para ser peregrino taciturno
de la eternidad.

Mi ser se fue poblando
de esquemas fugitivos
y con los años, dolientemente,
retorné a la inmensidad.

Bregando hacia la aurora paso a paso
fui dejando alforjas de ser y olvido
para encontrar delante en los caminos
más recodos que andar, nuevos destinos.

¿Qué fui en la distancia elemental,
que ya no tengo
de aquel primer latir ningún recuerdo?

Sólo escalar y escalar
encadenada al cuerpo,
levantando al caer la frente al viento.

Si el hombre sólo fuera llamarada,
una vida que deja interrumpida,
un cuerpo que se pudre y se termina,
qué triste su destino, qué mezquina
su limitada dimensión.
.
(del libro
PEREGRINO DE LA ETERNIDAD, 1985)
.
EL COLUMPIO
para José Antonio Bilbao
.
Catedral vegetal transfigurada
por la plácida estampa de la luna,
alberga en su ramaje vieja bruma,
de tantos nidos la tibieza alada.

Pende bajo su nave dilatada
un columpio que oculta verde espuma.
Del agobio de todo cuanto abruma
de repente escapé, precipitada.

Quise desamarrar mi pensamiento,
ser velamen que parte sin cadenas,
un cántico lejano que resuena.

Y en el rítmico y suave movimiento
del columpio, mi carne se hizo viento
encendiendo fogatas en mis venas.
.
(del libro
PEREGRINO DE LA ETERNIDAD, 1985)
.
HIJO
para Josefina Plá
.
En qué remoto andar has dejado la réplica
de tu planta viviente.
En qué línea orbital
ha quedado varado tu mojón de silencio,
para venir a mí,
útero en jazmín,
vena luciente.

Qué has sido en ese tiempo desligado del mío,
antes que yo naciera,
y aun después
y sin término.

En qué playa olvidaste la marca de tu aliento.
Qué valle sideral has dejado
extrañándote,
prendido al universo.

Qué libros has escrito,
qué formas han nacido de tus manos
en un rincón incierto.

Dónde dejaste pena para darme contento,
qué vacío a otra frente y canto a mi silencio,
hermano universal,
hijo de este momento.

Qué minuto fue tal en que me viste a solas,
cóncava de ternura,
esperándote.

Desde quién sabe cuántos años luz me has mirado
sin que yo lo supiera.

Cómo fue que elegiste el recoveco oscuro
de mi sangre azarosa;
maduro, desde lejos, escrutabas mi sueño.

Ya has sido alguna vez con otra madre, hijo,
y serás otra vez, hijo de alguna madre.

Yo no creo que hayas comenzado
con un roce de cuerpos estrenando la vida.
Has venido de antes,
de un ayer que no cuenta.
Eres un soplo único que a mi encuentro se enciende.
.
(del libro
PEREGRINO DE LA ETERNIDAD, 1985)
.
DE REGRESO
para Carlos Villagra Marsal
y el grupo de poesía en el "pensadero "
de La Alcándara

Hoy regresé a mi casa
envuelta en jazmines
y una fragancia suelta en el cabello.

Hoy regresé a mi casa
con un canto en las sienes,
desde un lugar donde se guarda el sol
en cristales gemelos
y se empapan de río las palabras
en las tardes agónicas, sin tiempo.

Regresé de una isla
tan alta y tan distante,
que sus playas dialogan
con los follajes quietos.

Allí donde encendimos las luciérnagas
para leer poemas,
donde fuimos nosotros
y nos sentimos libres
ante el verbo.

Crecimos con las horas y los días,
todos juntos crecimos
entre corolas blancas.
y al regresar a casa hoy me acompaña
ese jazmín temblando de la baranda.
.
(del libro
PEREGRINO DE LA ETERNIDAD, 1985)
.
GUERRAS
No importa que las guerras tengan nombre,
siempre serán un llanto
y un silencio,
un trágico desvelo
en los acantilados de la muerte.

Las aves agoreras beberán en los huesos
traspasados de viento
un sabor de abandono,
y partirá, aun doliente,
su vuelo fugitivo
hacia el tajo insaciable de la ausencia.

Se volverán los páramos albergue
de un pulso coagulado,
un alboroto en sombras,
y tendrán los crepúsculos
la calcárea tristeza del astro taciturno.

No importa que las guerras tengan nombre
y un lugar en el tiempo.
El soldado que esparce sus pedazos
en la antesala del silencio
es siempre el mismo.
.
(del libro
DESDE EL CAÑADÓN DE LA MEMORIA, 1982)
.
POEMA XXVIII
Para taparme tengo
una manta de frío y de silencio,
una lagrima gris
y todo el abandono.

La tierra calla envuelta en humo
y frío.
No llega el sol,
mi mente sola vaga por antiguas querencias.
Alguna flor,
algún momento,
se escapan brevemente de la aterida realidad
para extrañar un sueño.

Es invierno.
Un invierno de escarcha cenicienta,
sin lumbre,
sin alientos,
sólo atroz permanencia.
Ya no hay viento, ni luz,
tan sólo frío.

Los huesos tiemblan en mi cuerpo,
los nervios, las ausencias,
el vacío corazón.
Recostada en la pena del crepúsculo
tirita mi alma amoratada.
.
(del libro
SOBREVIVIENTE, 1985)
.
YA NO SOY
Ya no soy la clara muchacha
de ojos redondos y senos pequeños.
Llevo surcos de tiempo como adorno.
Por ellos se me fueron las protestas
obstinadas, sin fecha.
En vela las encuentro
y las llevo conmigo
como testificales
donde pueden buscarse los mendrugos
de mis más suculentos banquetes de silencio.
.
(del libro
DE LUGARES, MOMENTOS E IMPLICANCIAS VARIAS, 1990)
.
POEMA I
Tuve una tarde la idea
de cortar flores
para vendar tu corazón
que en el centro de tu pecho
sollozaba
algo por el camino me dolió
y llegué sin el vendaje
como si nada.
.
(del libro
EL RESPLANDOR Y LAS SOMBRAS, 1996)
.
PEDIDO
Nada,
que me pases con tus dientes las estrellas;
que me las pases
labio contra labio,
lengua sobre lengua,
mantecados celestes,
lechoso paladeo de los astros.

No te demores,
que quiero verte.
Que relumbre mi sangre de tanto lucero,
que proliferen cometas en mi mente
y en mis articulaciones, asteroides,
y en la frente, la luna,
y en mi piel, polvo cósmico.

Nada,
que soy dichosa
y en mis venas palpita el universo
y me pierdo en la luz
Y en el deseo.

Nada,
que no vienes
y el cielo se quedó vacío.
.
(del libro
ITINERARIO DEL DESEO, 1994)
.
LANGUIDECIÓ LA PASIÓN
Languideció la pasión
de acometer empresas insalvables
el retorno del viaje
adonde ibas
trayendo piedras que te hablaban
con la lisura del varón erecto.

Se desarmó el hueco de los talones en la arena
donde se reunía el agua
como un sorbo precario de los mares.

Las caracolas se quedaron mudas
sin ecos que atestigüen el estallido de la espuma
acaso el pulso en mengua
se volvió una costumbre que anochece en la espiga.

Ya no duermes como antes las ocho horas madres
ni comes a destiempo sin consecuencias
la taza de café
no te invita a fantasear con la silla de enfrente
sólo empaña los ojos de volutas estériles.

Ya fuiste desdeñada
y en un tren te distancias
hacia la inhóspita latitud de la certeza
con un gusto de alacrán sobre la lengua.
.
(del libro
EL OCASO DEL MILENIO, 1999)
.
ÍNDICE: Poemas / Lazo invisible / ¿Quién? / De nadie / Madre / Tortas de barro / Origen / El columpio / Hijo / Rumbos / En un rincón / De regreso / Guerras / Llamada / Poema V / Poema XXVIII / Ya no soy / Poema I / Las cajas / Convaleciente / Toma una escoba / Las miradas / Itinerario del deseo / Pedido / Languideció, la pasión / Ángulo / Fecundidad.

RENÉE FERRER : Nació en Asunción, Paraguay. Es poeta, novelista, cuentista, dramaturga y Doctora en Historia por la Universidad Nacional de Asunción.
Empezó a publicar sus primeros poemas en el periódico del Colegio Internacional. Se doctoró en Historia por la Universidad Nacional de Asunción, con su tesis "Desarrollo Socio-económico del Núcleo Poblacional Concepcionero". Es miembro fundador de la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP), de Escritoras Paraguayas Asociadas, del PEN Club del Paraguay y de la Asociación de Literatura Infanto Juvenil del Paraguay. Pertenece al Instituto de Investigaciones Históricas. Es Académica de Número de la Academia Paraguaya de la Lengua Española y Miembro Correspondiente de la Real Academia Española. Ejerció la presidencia de la Sociedad de Escritores del Paraguay en el período 1998-1999, durante el cual se fundó el Fondo Editorial de la SEP. Entre sus publicaciones se mencionan: "Las andanzas de un anhelo". Asunción, 2003; "Itinerario del deseo - Itinerary of desire". Asunción, 2002; "La colección de relojes (Teatro)". Asunción, 2001; "Las cruces del olvido". Asunción 2001; "Desmenuzando cuentos". Asunción, 2001; "Les noeuds du silence". París, 2000; "Poesía completa hasta el año 2000". Asunción, 2000; "La seca y otros cuentos". Asunción, 1986, 1999; "Du coeur embrasé de la forét". París, 1999; "Vagos sin tierra". Asunción, 1999; "El ocaso del milenio". Asunción, 1999; "Survivor - Sobreviviente". Asunción, 1999; "Escape al río", "La partida de dados", "El burdel", "Se lo llevaron las aguas". Adaptaciones teatrales. Asunción, 1998; "Desde el encendido corazón del monte - Ka'aguy pa'u rendy ruguaite guive". Asunción, 1998; "De la eternidad y otros delirios". Asunción, 1997; "La mariposa azul y otros cuentos - Panamby hovy ha ambue mombe'uranguera". Asunción, 1997; "El resplandor y las sombras". Asunción, 1996; "La voz que me fue dada (Poesía 1965-1995)". Asunción, 1996; "Itinerario del deseo". Asunción, 1994, 1995, 1996; "Desde el encendido corazón del monte". Asunción, 1994; "Por el ojo de la cerradura". Asunción, 1993; "El acantilado y el mar". Asunción, 1992; "De lugares, momentos e implicancias varias". Asunción, 1990; "Viaje a destiempo". Asunción, 1989; "Los nudos del silencio". Asunción, 1988, 1992, 1998, 2000,2003; "Sobreviviente". Madrid, 1988; "La mariposa azul y otros cuentos". Asunción, 1987; "Nocturnos". Asunción, 1987; "Un siglo de expansión colonizadora. Los orígenes de Concepción". Asunción, 1985; "Peregrino de la eternidad". Asunción, 1985; "Desde el cañadón de la memoria". Asunción, 1982. Hamburgo, 1984; "Galope". Asunción, 1983; "Cascarita de nuez". Asunción, 1978; "Voces sin réplica". Asunción, 1967; "Hay surcos que no se llenan". Asunción, 1965.
.
Visite la GALERÍA DE LETRAS
del PORTALGUARANI.COM
Amplio resumen de autores y obras
de la Literatura Paraguaya.
Poesía, Novela, Cuento, Ensayo, Teatro y mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada