Recomendados

viernes, 10 de diciembre de 2010

TALLER LITERARIO UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA - CUANDO MADURAN LOS SIGNOS (POEMARIO) - Presentación: VICTORIO V. SUÁREZ / Asunción, Diciembre 2008.



CUANDO MADURAN LOS SIGNOS
 TALLER LITERARIO UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA
Director:
VICTORIO V. SUÁREZ
Foto de tapa y diseño gráfico: EDUARDO BARRETO
Asunción - Paraguay
Diciembre 2008 (135 páginas)


DIGNIDAD ESTÉTICA

Esta nueva antología poética anual del Taller de Literatura de la UNIBE, constituye una experiencia emotiva y azarosa, pues superando los trazos de dificultades se impuso la aplicación solidaria para la fijación de una salida limpia y sin conjeturas estériles.
Tres años de labor, tres libros y el entusiasmo que sigue en pleno proceso de decantación. Muchas voces incipientes del Taller desaparecieron, tal vez por dificultades estructurales o falta de convicción en el compromiso que exige la poesía.
Sin embargo, los que renunciaron a la deserción, siguen justificando sus latidos poéticos con un alto sentido de pertenencia. El mismo desafío tocó a los más nuevos del Taller, quienes entendieron el fulgor de la senda marcada para el despegue.
Ellos también encontraron en la brevedad luminosa la palabra justa, la fuerza que invoca el milagro esencial.
Se trata de la presencia viva que en este libro perfora la atmósfera y se proyecto hacia lo raigalmente esclarecedor a fin de liberar los vestigios de la temporalidad.
Son huellas marcadas por vivencias personales en compleja textura de enlaces e implicancias que corresponden a nuestra época.
En este poemario la economía del lenguaje penetra en los valores estructurales sin olvidar que la palabra puede derribar los gérmenes de la incredulidad y convertirse en bastión de la dignidad estética.
VICTORIO V. SUÁREZ
Director del Taller de la UNIBE



 ÍNDICE
*. ZONA SECRETA - GLORIA MARECOS
*. CANTOS y SIGNOS - GRACIELA DELGADO
*. CON LA PALABRA HASTA EL CUELLO - EDUARDO BARRETO
*. IMPULSOS ENIGMÁTICOS - LUCINDA BARRIENTOS
 *. PRAGMÁTICAS FIGURAS - VANESSA SANDOVAL 
*. ARDOR SIN SOMBRAS - GENARO RIERA HUNTER
*. TORRENTE SIN CADENAS - CORALY PAZ
*. DANI, EL HOMBRE SIN MAR - GABRIEL OJEDA
*. PERCEPCIONES - STELLA MACHUCA
*. CERRAZONES DE AQUEL TIEMPO - ULISSES VIVEROS
*. UÑAS SOBRE la AUSENCIA - JAVIER CLARO
*. VERDADES SOBRE EL PAPEL - VALERIA ZORZI
*. DESVELOS EN LA ESCALERA - ROSA GARCÍA
*. UN DETERMINADO ESPACIO - ALICIA RIZZI


ZONA SECRETA - GLORIA MARECOS
(1)
Esta tierra blanca
no es humus
de la memoria
...aún
no hay memoria.
Es arena virgen,
húmeda
y secreta
esperando
ser andada.
Camínala
despacio
del derecho
y del revés,
que germine
por ti,
la memoria.
(2)
Después de la tierra
y antes del cielo,
en la transición
irrestricta
de la razón,
flota envolvente
algo inexplicable,
agitado y quieto,
lúcido y oscuro.
Sólo,
tranquilo,
ilimitado,
inmutable
y completo.
No sé su nombre...
No tiene nombre.
...¿será Dios?
(3)
Cuando me acomodo
en la grieta sísmica
y atrapante
que entre tus párpados
se abre,
no soy yo
la que me veo
ni eres tú
al que miro.
Ya no somos
el ojo que busca
sino la mirada
que se, torna filosofía
y nos modifica.
Ya somos metáfora,
somos historia
y tal vez... impura poesía.
(4)
En esta película
con imágenes postergadas
y flashes incoloros
somos existencias acromáticas,
casi ausencias,
un negativo
sin revelar.
(5)
Te aprendí
de memoria,
en secreto.
Y ahora
no distingo
la palabra
que te acerca.
Aquí se borra la poesía
y se escribe el silencio.
(6)
El placer de las penas del poeta
no tiene testigos.
Pero siempre
hay alguien
que lo sabe.
La noche
lo goza, lo sufre.
Y el viento
indiscreto pasa silbando
entre dientes,
rumoreando
confidencias ajenas
a los peregrinos del camino
...Y ya nada es secreto.

CANTOS Y SIGNOS - GRACIELA DELGADO
UN TURBIÓN DE PASIONES
Es preciso que ya
pase algo
pero tiene que ser
algo grande.
Que un turbión de pasiones
conmueva la tierra
que se vuelvan de cera
las piedras
y los dioses
de carne.
Que haya un viento
de arenas azules
una cena gigante
y que no sea la última.
Que se muera de miedo
el miedo.
Que una noche
el sol se levante.

CANTOS Y SIGNOS
Espantan aquellas palabras
que te habían llevado ayer
al destierro.
Déjalas huir.
Son cuervos.
Demórate entonces
en otro idioma antiguo
de cantos y signos
En el ajetreo
ansioso y discreto
de unas pestañas
pretendiendo el vuelo.
El deseo se repite
en un murmullo de fuego
cuando la humedad se desliza
por la piel dispuesta
de una hembra en celo
y la sangre cantando
golpea en el centro
un himno al misterio.
Escucha la música
que baila una hoja
pensando en el viento.
Refúgiate en eso.

LA GRIETA
No estoy buscando la salida,
sé muy bien
donde está la puerta.
Día a día
le echo el cerrojo
y me acomodo
en una grieta
de la pared.

Por cierto
hoy descubrí
que su rajadura
aumenta,
y no sé
si la causa es la humedad
de mi silencio
o es la propia humedad
de la pared.

NO SON MÍAS
Yo no sembré esas rosas
crecieron solas
en mi patio.
Esas rosas no son mías.
son del patio.
Aquellas
que están en la otra esquina
esas sí las he sembrado,
pero tampoco son mías.

PEGADA A MIS RETINAS
Esa sombra que se ha quedado
pegada a mis retinas
y que día a día
me impone el oficio
de caminar sobre un trazo
impenitente siempre
deambula en mi silencio
y otra vez se asila
definitiva
en algún poema.

CAMINANDO CON LAS HORMIGAS
Eche mi cuerpo en la hamaca
y me fui
a caminar con las hormigas.
Camine distancias,
largas distancias.
Entonces supe cuánto pesa
una miga de pan.

SERÁ POESÍA
Lo diré todo algún día
y quedará convertido en palabras
este grito arrodillado
que camina por dentro de mi cuerpo
y me levanta la piel
como una espina
Repartido
entre los pájaros azules,
el viejo mueble,
las moscas
y las hormigas.
Entre cantos y signos
una sombra definitiva
y aquellas rosas
que no son mías.
Salpicadas por mis vísceras
volarán páginas tatuadas.
Y será poesía

CON LA PALABRA HASTA EL CUELLO - EDUARDO BARRETO 
EN TODOS LADOS
Robé cada una de tus palabras
para dejarte mudo
y sembré tu nombre en la arena gris
para que germine como espina.
Nadie te conoce, yo no te conozco...
Cuando me preguntan,
te reemplazo...
Cuando te recuerdo,
me distraigo.
Quemé todos los mapas
para que te pierdas,
para que corras buscando
un destino y entiendas
que tu única salida es mi puerta.
Nadie te pronuncia, yo no lo hago...
Cuando digo sentencia,
te encarcelo...
Cuando pienso en tu sombra,
te destruyo.

IRME
(a Idea Vilariño)
Desearía irme,
correr,
atropellar,
gritar en silencio
y que me atiendas...
0 verme partir...
0 verte despedirme...
Desearía que me escuches,
que des la vuelta
y me digas:
¡Quedáte!

ALLÁ Y ACÁ
De mi boca
salieron como cuervos:
tres palabras,
todos tus nombres
y un suspiro.
Para soltar la pluma del alba
y escribir en todas las paredes
los miedos de siempre.
Con la pesadilla
de llamarte en el centro
del patio, a medianoche...
Tapé el hoyo para retenerte,
desviando mis dudas
y entendiendo los signos:
...Seguir y no parar...
hasta que por debajo
de mis uñas,
deje de correr tinta...
(…)
Suspendí la ración diaria:
el vaso lleno, el plato vacío...
Sin cubiertos espero...
No tu regreso,
sino tu recuerdo...

DESDE EL FONDO
Las moscas brotaron de la pared,
las alas al comienzo,
los ojos después.
Empapelé mi cabeza
con tu nombre
junto al primer grito de la noche.
Los charcos crecieron
en las ramas:
profundos, turbios y húmedos...
Me arranqué uno a uno los dientes,
para entregártelos como ofrenda.
El café hirvió de golpe
endulzado con tus mentiras
y tus ausencias.
Cosí a mi suéter tres botones
y a tu foto un pedazo de nube.
La caída fue larga y dura
con metros y metros de heridas.
Así cuando quieras buscarme
el fondo terminará
de enterrarme.

NO SABER
Tomé al amor por los pelos
y lo arrastré hasta la noche
estampando con él cada baldosa,
mientras escuchaba
cómo pronunciabas mis virtudes.
Cubrí todo para no dejar huellas
y cansado me senté
a darle ánimos a mi esperanza.
Se agregaron
unas cuantas lágrimas
y los deseos de antes.
Confesé haber perdido la cordura
y resignado culpé a la mentira.
Mi inocencia surgió de mi decir,
de mi ignorancia,
de no saber decirte,
de no querer saber...

ETÉREO
Como animal herido
voy cerrando
todas las salidas,
lamiendo el camino de sangre
y apagando el sol
en su última hora.
Desde la oscuridad
leo tu misterio
fugaz,
dibujado,
etéreo.
Ya no me respirarás.
No te veré en el espejo,
no te encontraré en el ruido.
Como animal curado
voy abriendo las cicatrices,
esas que me cuentan
en qué momento partiste.

TUS ENSEÑANZAS
Miento si te digo
que me quedan fuerzas
para escurrir el piso mojado,
de todo mí llanto...
Te miro, te grito fuerte, te quiero lastimar...

Miro en todas las cajas de témpera
buscando recuperar los colores
que cayeron de mi boca...
Te digo, te aprieto, te envío lejos...

Y siempre voy a cumplir
con el ritual estúpido que me enseñaste,
cuando del caldo fétido de tu sombra,
la espera navegaba como barco de papel...

Y el calendario quedará sin espacio en blanco,
con todos los insultos que escribí
cada fecha del año,
con buena letra y no saliéndome de la raya...
Te vuelvo a nombrar, te olvido, no aprendo...

IMPULSOS ENIGMÁTICOS - LUCINDA BARRIENTOS
MASCULINA VANIDAD
Las tijeras de los años llevaron tu pelo
y el cristal proyecta tu imagen de niño
con pliegues en el rostro.
Contemplas orgulloso
los logros enmarcados
convertidos en reserva de fajos verdes.
Practicas la buena vida que te negaron
y escondes la figura
flácida bajo trajes costosos
simulando que el estuche no está añejo.
La voz, vaho seductor
que atrapa mujeres en años mozos.
Pez escurridizo que huye del anzuelo,
dejas el corazón fuera del equipaje
y te lanzas a la aventura de cazar inocencias.
Hidalgo codiciado, te abstienes de amar
pero amas ser amado.
Te ofrezco mi mano,
deja la vanidad, vive feliz a mi lado
y serás como vino que mejora con los años.

OASIS EN LA CIUDAD
El sol refleja su tono sin ausencias
y la luna es cómplice del amor.
En el aire perduran
murmullos de la niñez
al fenecer la tarde.
Sobre la azotea de estrellas y follajes
el viento acaricia
las hojas como cuerdas de arpa
y hay versos que llevan a mi boca
la nota de tu nombre.
Aliada del tiempo
que nunca envejece
imagino el oasis
en el desierto de la ciudad.

ÉXODO
El destino frente a dos banderas,
arrastra equipaje de burla y pobreza.
Se resisten los labios al beso
de un himno ajeno.
El derecho duerme su eterna siesta;
mañana la patria será huérfana.

AL BORDE DEL OLVIDO
Entre espadas y telarañas
se hamacan sentimientos.
Caricias tibias
aún recorren el alma.
El hueco del pecho
no consigue donantes.
Y la lágrima
es recuerdo congelado
que el sol no evapora.

DESPERTAR DE VOCES
Extrañas sensaciones,
palabras, sonidos, imágenes.
El cuerpo colapsa de confusión.
Sólo la mente responde.
Y sin intensión
nace un poema.

PIRUETAS PARA VIVIR
Duendes pálidos visten la esquina.
La escuela, distante de sus vidas
y la familia, el título de un cuento.
Pies desnudos abrigan el asfalto.
Corre disparatada la mente aturdida,
hay manos que se apropian de lo ajeno.
El mudo discurso no calma el
hambre de las lombrices.
Sólo queda esperar gotitas plateadas
al detenerse la luz bermeja.

PARAÍSO PERDIDO
La tierra gime y se resquebraja.
Solo tirantes secos
cubren la superficie inerte.
El árido cuadro clama piedad al cielo
y los planetas perciben la agonía.
Atardeceres bermejos
son como pancartas de protesta.
El universo es un listón negro.
Las estrellas se apagaron,
la humanidad se arrastra
sobre el paraíso perdido
hay lágrimas que no alivian el suelo.

HIJA DE EVA
Figura felina de belleza inactiva.
Amante de la soledad en el lecho.
Imagen perturbante
en la mente masculina
no la poseen, su libertad es infinita.
La voz meladamente dispone orden.
Flor de acero presente
en las cuatro estaciones.
Su trono es el corazón de los hombres.
Selva impenetrable que cuidan los dioses.
Riñen los gallos por ella.
La llaman, digna hija de Eva.


PRAGMÁTICAS FIGURAS - VANESSA SANDOVAL
PRAGMÁTICAS FIGURAS 
Vuelos de aves
acompañan al viento
en velada estructura
de ritual reverencia
mientras en cada rama
los sentimientos olvidados
se mecen
contándole a la hierba
que ya nadie recuerda
los profundos lazos de humanidad.

LA LUZ DE LA REJA
La luz de la reja
raya tu piel
revelando sombras
de azul cansino.
Tu espíritu:
aire fresco de aliento.
Sentimiento sin caricias
hila suspiros
y despierta
la recalcitrante divergencia
que llevamos adentro.

DESCRIBIENDO CURVAS
El arte frío del conocimiento
(describiendo las curvas
que la imaginación construye)
da a entender en su ecuación
conceptos vastos, abstractos,
trasfondos poéticos, matemáticos.
Y separando las sombras
de la concepción del orden
en recovecos polifónicos
logra explicar
la razón de la existencia
más allá de lo que
agrada o desagrada.

YA NO SON CADENAS 
Cautiverio ecuánime
de instintos raídos.
Ideales, opiniones,
juicios y prejuicios
atando la propia naturaleza
del hombre
que no logra dilucidar
la diferencia que existe
entre comprender y entender.

YA HABRÁ TIEMPO
Postergar, atrasar,
alargar, anular.
Consumiéndose
en olvido y añoranza
transita el tiempo
que sólo existe para perderse,
demorándose indefinidamente,
olvidando entre lapsos y quehaceres
infinitas posibilidades no vividas.

LA TENDENCIA AL INFINITO
Pretendiendo aplacar el tiempo,
(decadencia ambigua de
la propia memoria)
fluctúan las épocas en
axial movimiento
de números irreales.
Cada hombre tiende al infinito
viendo en su labor
un límite inexistente.

PAPEL, SOLO PAPEL
Apaciguar el fuego sagrado
como pretexto
de su razón de ser.
Sostener al mundo en
a idea del ingenio
mientras gira la inventiva
manteniendo el ritmo del planeta
al crear en una Biblia
y destruir con estadísticas.
Líneas rectas marcan el camino
donde la razón se despereza
al descubrir el infinito poder
de un trozo de papel.

PRISMAS O ESPEJOS
Sentimientos y acciones
llegan como haz de luz.
Ser más de lo que se ve
Poder más de lo que se es
¿Prismas o espejos?
Reflejar, devolver, ignorar,
atravesar, trasformar, embellecer, crear.
Son subterfugios que en esta decisión
contienen lo que realmente somos.

ARDOR SIN SOMBRAS - GENARO RIERA HUNTER
¡QUÉ COLOR!
No estoy seguro
que estés en donde hablas,
ay rumores que
debo recolorear.
Al fondo del rojo incendio
ocurren negruras de cenizas
mientras
en mi ventana interior
veo un cuadro perturbador.

TRISTEZA DEL SER
Verdades de fuegos
que buscan lugar
en un reino escondido
son absurdas mentiras
que entristecen el alma.
¿Para qué calcular
el sentimiento?
¿Que goce imbécil es ese?
Saber engañar no es difícil
cuando se ama
el fariseísmo del amor,
su agua bendita.

VIDA DESABRIDA
Proyectos vertiginosos los tengo
como aguas claras
y ardor sin sombras
pero tu no estás
frente a mis llamas. La soledad en fuego
de tu vida vana
me deja ciego.
Un anciano surge
en mi mente
abrumado por el tiempo desfilado,
un cuerpo que fue joven
pero con hojas
y musgos entre las piedras.
Tus pies de piel partidas
recuerdan a ese anciano
los deseos que contuvo.
Hoy mi tiempo ya no quiere
entretenerse en ese altar.

SUEÑOS
Mis sueños juntan
pequeñas unidades,
la aventura crece en espiral
con idénticos interrogantes
que brotan como manantial
detrás de mis máscaras.
La cibernética inconsciente
que combina
los pequeños cuadros
crea una fabulosa invención.

JUSTO AL CORAZÓN
Tu silencio,
(mensaje oscuro)
desencadena mi intuición
de noche profunda.
Un campo se me abre
en el ensueño constituido
donde mis dioses íntimos corean.
Todo está áspero.
La llama interminable
del sol se encuentra
con la efigie del arcángel,
velo amarillo,
nicho del amor.

LA PRIMERA LUZ DEL DÍA
¿Quién eres
que mi corazón te busca?
Mi mente recuerda
tus parpados sin espejismos,
tu imagen no es un museo,
los largos años ya pasaron.
Busco el amanecer
para sentirme sin agonía.
Tu brillo sin artificios
me resuena la naturaleza intacta
que revela su corazón abierto,
sin palabras,
inexpresable emoción,
nada sagrado.

IMPERECEDERO
¡El infinito de Schubert
es interior!
Es no dejar de escuchar
las pulsaciones bestiales
en el paraíso humano.
Su voz se exalta como en el altar
elevando los fuegos del sexo.
Continuo y sin final
(tiempo eterno,
árbol que no se pudre)
este Infinito
no es el reino de los santos
es el brillo de los avaros

HOJITAS
Soñó ser una pequeña delgada,
un algodón de fortaleza viva
como hormiga
que levanta hojitas
sobre su espalda.
Al despertar vio sus velos,
los pétalos cayeron
y salieron venenos que
se multiplicaron.
De ahí, la selva en su camino
y los montes sin sol naciente
apuraron su fuego.
Las hojitas no son purezas,
son alimentos de los arroyos.
Por eso tu mundo no llevó hojas
sino lágrimas secretas
y flaquezas del vivir.


TORRENTE SIN CADENAS - CORAL Y PAZ
EL Y ELLA
Iban camino
a germinaciones esotéricas
como dos animales agresivos
maullando teorías esféricas
y neologismos taciturnos.
Delirando canciones
en umbrales prohibidos
y en susurros diluidos
cual pájaros deshechos
se embriagaban
de lunas inventadas.
Él y ella
sinceros...
Él y ella
desnudos...
Sobre oscuros papeles amarillos
trémulos y cansados
él y ella
callados.

NUNCA
Nunca crecí por dentro.
Mi envoltura envejece,
no sé cómo parar.
Nunca crecí por dentro,
se arruga mi piel
y en dos copas gemelas
con la vida puedo beber
brebajes de amarguras
o vinos de placer.
Por dentro tan sólo
soy crisálida torpe
que como un niño gime
sin entender porqué.

QUE
Qué inventará la noche
fría...oscura.
Qué inventará sino un lecho
ue esconde la prisa
de la gente
y el reloj callado.
Los pájaros tibios dormirán.
En las aceras heladas
dos pies apurados
simularán ser duendes.
Y en un zaguán sombrío
de castidades tardías
estallarán canales y gemidos.

QUIÉN
¿Quién buscó la negra piedra
del olvido
y las neblinas densas?
¿Quién rompió mis estandartes
y se robó los escudos?
¿Quién bebió
el néctar de esperanzas
y me dejó el brebaje
de dolor?
¿Quién se llevó mis auroras
y la cubrió con una nube oscura?
¿Quién cerró todas las puertas
con cerrojos y sembró el campo
de cizañas?
¿Quién se llevó mi yo
y me dejó como una cáscara?

SE ME ESCAPA
Se me escapa la noche
como un tímido perro.
De puntillas,
enredado en sus trapos
se me escapa la noche,
los colores, las luces,
los antiguos azahares,
los duendes olvidados.
Y me quedo tranquila,
como tímida perra
enredada en mis versos
cosechando poesías.

CONOCÍ
Conocí ese cuerpo...
sus tibiezas, sus cuencos.
Era como un tostado pan,
era un cuerpo sereno,
casi bello.
Y lo sentí vibrar a mis caricias,
lo sentí latir.
Con mis manos
fui trazando caminos
por toda su anatomía pequeña,
encendí y apagué fuegos
en ese cuerpo tierno,
conocí yo ese cuerpo.

TU PALABRA
Ecos de libertad,
altivas huellas
de pájaros y soles centelleantes.
Tu palabra,
torrente sin cadenas
raíz de llamaradas,
olor a otoño y lluvias,
tu palabra.
Sudor,
diciembre rojo de soles,
pureza recobrada
en miles de latidos,
tu palabra.

TU SILENCIO 
Fosforescencias tenues
en rugosas canciones,
ecos desprotegidos de hojas secas
se van rompiendo cerca
muy cerca de la ira,
olvidando gorjeos.
Despojado,
caído,
sin torrentes,
vacío,
puro y oscuro
en su ensimismamiento
simplemente callado.


DANI, EL HOMBRE SIN MAR - GABRIEL OJEDA
DANIEL GONZÁLEZ, AMIGO DEL ALMA
La temprana muerte es ella misma,
la ausencia próxima
un cristal mojado de locura
porque las palabras sobran
y el suspiro sueña acaso
reír una vez más en la eternidad.
Aún el recuerdo borroso
sigue siendo
una luz sobre nuestras vidas.

RESEÑA DEL CAMINO
Sigo caminando
plazas de alegría
existiendo como breve paradigma,
envuelto en la sábana tenebrosa
que cruje dentro del alma
una futura frustración.

TRANCE INESPERADO
El papiro eterno surca
pesadillas de concreto.
Mis manos ahora
lo sostienen con firmeza
pero el alma vaga mórbida
entre susurros y espejismos.

TERRITORIOS INEXPLORADOS 
He puesto al jazz
en el oscuro closet.
Un clown baja las escaleras.
Sólo pido que me guarde
en el rincón de los secretos.
La crueldad famélica fantasea,
el lecho flota en la marejada.
Mueren en silencio,
en el cerebro del extraño
jugando a ser nervios.
Allí siguen inexplorados,
rodeando la meseta
de sus ilusiones.

LA LIBERTAD VUELA LIBRE
Pretenden las praderas
de la pelvis
negar el resultado.
El frasco gotero
lagrimea nombres.
Una huella recorre
infame sus contornos.
Se ha secado el lago,
la saliva
insuficiente.

EL HOMBRE SIN MAR
He vivido en los sueños
una alegría infausta.
Arena tersa y cadenas de oleaje.
Tiene que volver
ese muerto alguna vez
para seguir silvando
sin la compañía del mar.

PERCEPCIONES - STELLA MACHUCA

Con palabras
abres la brecha
de todos los muros.
Es la energía vital
que trasciende el universo,
sustenta los decretos
e impresiona los deseos.
En ella anida el consuelo
que deshace
las ansiedades del alma.

Toma un espejo,
mira tu imagen
y como luces iridiscentes
verás reflejados
los colores de tu alma.
Y ostensiblemente
percibirás tu esencia.

Con cadenas de plata
enrollarás el corazón,
abrirás sus grietas,
no podrás sellarlo
y como piedras desmenuzadas
caerán en la roca de su refugio
donde develarás su lápida.

Pensamientos
que como polvo
se deslizan
en el hueco, de una mano,
urde la trama sutilísima
de un yo proyectado
sobre el mundo.
Imitar a Dios,
absorber sus jugos divinos.
No son fantasmas,
son pensamientos
de las almas que se han ido
y viven intensamente
dentro de nosotros.

Dardos de luz
disparan imágenes internas
despertando mariposas
que buscan la claridad
para verse por dentro.

Si encarcelas tu corazón
con sus ligaduras
quebrantarás cada fibra,
cada nervio que palpita en ti.
En él no encontrarás
las fuerzas
ni el germen
para el amor.
Libéralo de lo nimio
y después de encontrar
el tiempo perdido,
sentirás el mundo
que llevas dentro de ti.


Derramarás palabras
sobre la roca desnuda del corazón.
Es la ilusión que muere,
pero al instante se formará otra
y podrás penetrar
en los secretos invisibles
de su génesis.
Entonces ya no vivirás en
perpetua alucinación.

Huye de esa mente fluctuante.
Exprime las vibraciones del silencio
absórbelo suavemente
y el equilibrio se mecerá dulcemente
en las redes del alma.

CERRAZONES DE AQUEL TIEMPO - ULISSES VIVEROS

ESTE SOY YO
Este soy yo,
el de los dedos carcomidos,
un cuarto de siglo,
una cruzada de sueños
en el cráneo,
un río de yerba en la garganta
que nace en la guampa
y se evapora
con la erupción del día previo.

PURGATORIO DE POEMAS 
Les cambié de nombre,
forma y articulaciones.
Les arranqué
los órganos,
les di otro cuerpo.
Algunos se salvaron,
otros irán al basurero.

AJENA
Perdido en el espacio
de tu ausencia,
el pecho se me tuerce
de voluntad inútil
viendo la geométrica figura
de tus curvas,
tus ojos punzantes
y tus labios ajenos.

LA CICATRIZ
En el año 1989
el demonio me prestó
una patineta.
Yo tenía siete años,
juguetes en el cerebro
y dibujos animados.
Crucé la calle sin mirar.
Cayeron lágrimas en la acera
y sangre en el asfalto.
Desde entonces quedó
la cicatriz tatuada del recuerdo
con puntos iguales a mi edad
y un cierre en la cabeza donde
 brotan estos versos.

AUXILIO INDIFERENTE
Con la oración muda
ante los ojos del demonio
y el temor de expirar
durante el sueño,
me sentí aborrecido por Dios.
Gemí por dentro
al sentir su auxilio indiferente.

LA DECISIÓN  
Lo siento,
no llenaron los requisitos.
Hice todo lo posible
por cambiarlos
pero están corrompidos.
¡Vayan al infierno!
Poemas Malditos.

MEMORIA SOLITARIA
Seguramente
en el sótano de tu historia
(a este personaje
romántico tapado por el polvo)
ya no visualizas
bajo la bruma de tu sonrisa.
O quizá ya no eres
la misma doncella
envuelta de rocío
y cerrazones de aquel tiempo.
Sin embargo,
te recuerdo como eras.
Tu belleza intacta
en mi sepulcro mental
descansará perpetua.
Cada otoño la nostalgia
volverá a reencarnarte
en mis poemas.

LA CASA DE DIOS EN EL INFIERNO
Fui al infierno a visitar
a un amigo,
llevé algo de plata
y unos cigarrillos.
Desconocidos
rostros transitaban el recinto.
Llamadores
invocaron a recordadas almas.
Supe de miradas tristes
en los pasillos
y sentí una esperanza
al ver una Iglesia
para demonios arrepentidos.
Era la casa de Dios en el mismo
infierno.


UÑAS SOBRE LA AUSENCIA - JAVIER CLARÓ
APENAS DESPERTAMOS
Queda el amargo roce
recordando el rayo
que duró un instante.
Fundido como hierro
la pintura seca de una imagen
dejó el grabado disforme de una voz.

ES TAN EXTRAÑO
Es tan extraño
que la noche se arrastre
y no se escuche su pulso.
Es tan extraño ver la noche
y que su esencia te desconozca.

PERSIGUIENDO UN IDEAL

La mirada que resbala
en el presentimiento.
La sonrisa desprende una duda.
El reflejo no es el mismo
y huele a cansancio.
Todo lo que conocemos
se hunde en la carne,
besa las vértebras de la fe
y nos guiña una sombra desde lejos.

... NO SUEÑA
Acostúmbrate
a las promesas dormidas
en las palabras.
A las personas que arañan
las cortezas de árboles mutilados,
bosques enteros
segados en una noche.
Acostúmbrate a saber
que la mentira no sueña.

DESTIEMPO
¿Quién vislumbró el crepúsculo
a mitad del encuentro,
con la misma intensidad del roce
de las uñas sobre la ausencia,
igual a la escaldadura
de un beso que se entibia
sobre la piel extendida
y confusa de la memoria...?

HORIZONTALMENTE
Hasta hoy horizontalmente existes
embadurnada con noches de lujuria.
Sin vestido ni disfraz,
sin ningún ritmo
que marque el compás
del vaivén de los cuerpos
o el movimiento de los astros
que lejanos espían

Lenta y silenciosa
te mueves
en los impulsos que sucumben
en las ranuras de la imaginación.

VERDADES SOBRE EL PAPEL - VALERIA ZORZI
PENTÁGONO
Pentagonales aristas
rizadas y extensas
hartas y ansiosas
componen nuestro ser

El cuerpo tiembla...
busca...
necesita ser tocado.

pero tres dedos
del triángulo
traspasan la materia
y no tocan el ser

atraviesan
la piel,
los huesos,
perforan el miedo...

y tocan el alma...

POEMA
El humo que me envuelve
rasga el gélido y silencioso
estupor de la madrugada.

Me buscas...
con deseo,
con ira,
con amor.
Me buscas.
La dureza espectral
del acero que esconde
mi dulzura y mi veneno
te acecha.

Extiendo mis brazos
y te envuelvo en una bruma
fugaz ...Imperceptible...
... Te toco ...
i Y tu no me sientes !

POEMA
Mi abuelo murió del corazón.
Recién ahí me enteré que tenia uno.
Yo de eso no moriré.

Si me dieran a elegir cómo morir
taparía la boca y la nariz
hasta cambiar de idea
y decidiría vivir un poco más.
Cuando tenga que ser,
moriré de espanto
pero del corazón...
les aseguro que no moriré.

CONTROL + ZETA
Oh, lírico encuentro de cielos
y resplandecientes soles...
(control + zeta)
Los verdes matices atemperan
mi bilirrubina...estoy haku hina...
(control + zeta)
Veo arena y silencio...
(control + zeta)
Del sendero al vertedero,
De la arena una sirena,
Ningún verso me llena.
De la brisa sale, con prisa, las
ganas de terminar el poema.
Voy al inicio. Apagar el sistema...
ya se puede apagar el equipo.
Empujo de un tirón
el botón matando la poesía,
Antes que me asfixie este tema.

DIME ENTONCES
Sin marido
sin apellido
sin haber metido mi mano
bajo ninguna pollera
y sin que nadie metiera la suya
bajo la mía
ayer me veías
por las calles de Madrid.
Sin embargo, hoy ya lejos,
maullando igual a gato en celo
te recuerdo y pregunto:
¿vale la pena evocarte
en estos versos?

POEMA
Las hojas del árbol
sirven para caer
en otoños mustios
de poetas infelices.
Las madrugadas inspiran fantasías
y cobran víctimas homicidas.
En los moteles
algunos hacen el amor
otros adquieren SIDA.
¿Quién da sentido a la vida?
¿Y a la poesía?

CONSTELACIÓN
El te amo que me regalaste
parecía una estrella
solitaria y loca
parpadeando en el cielo
de tu boca.
De una buena vez
deja de ser tacaño
y entrégame una constelación
de besos y caricias.


DESVELOS EN LA ESCALERA - ROSA GARCÍA 
LATIDOS EN VILO
Este reloj
que se detuvo misteriosamente
tortura mis latidos.
Percibo su pulso
que ahoga mi voz.
Esta frente a mí como una amenaza
que rodea en emboscada secreta
dispuesta a disparar.
Suena en mis pasos
y en mis oídos
como un lejano trueno.
Mantenerme literal
en este tiempo
de absurdas improntas
cuesta.
Madrugar a las confesiones
es vivir.

RENACER
Volver,
renacer del pretérito imperfecto,
conjugar nuevos verbos,
olvidar el equívoco,
aventar febriles quimeras
de empenachados brotes.
Asomar la mirada
con civil claridad
y en la total altivez
de un DO de ORFEO
ser lo que no fui.

 SINFONÍA DEL ESPEJO
Ser.
La nada absoluta
el caos perfecto
la cuerda perdida
de la sinfónica espacial.
Viajar
al principio del summun.
Vivir
en el Edén
saborear
la manzana de la discordia.
Asistir
a la ronda sincrónica
del sol y la luna.
Reencontrarte en la ignota galaxia
del espejo.

HIJO PRÓDIGO
Muchos días
se diluyen como burbujas
que resbalan en la angustia.
Torrentes de siglos
en vano intento atrapar razones.
Besos desnudos de placer
esperan el milagro
en las rendijas del olvido
o encarcelados
en el eléctrico frenesí
de la conciencia.
Ciegos buscamos el cielo y el sol
muy lejos.
Hijo Pródigo
es éste siglo exangüe.

JUEGO DE LUCES
Abrazas y rechazas.
Abres y cierras.
Enciendes y apagas.
Mojas y secas.
Envuelves y desligas.
Tallas, deshaces
y aún quiero más.
No sé quién eres
ni adonde me destinas
más,
este juego de luces y apagones
me deslumbra.

BOCANADA
Cada espiral de humo
que sale de la boca
es como un petardo
que estalla al viento.
Sujeta está la vida a una
lengua de fuego
y palabras inconfesas.
Minuto a minuto
se sufre la espera
como detonante tragedia.
Liberar el aliento
que deforma e inflama los nervios
de eléctrica anatema.
Darle impulso (cuerda)
con una carcajada
de iracundo placer
hasta desparramar
los huesos
en la madera

BARRO ELEMENTAL
Puerta entreabierta
a mis ladrillos,
viento impetuoso
para el hondo canto
de mis surcos.
Ojos en perpetuo desvelo
labrados en la cresta azulada
de mis colinas.
Renacieron las raíces
en el erial de romeros
con el agua interminable de tu ser.
Fue un engarce de vértebras
con el barro elemental
en secreto romance con el río
que siempre vuelve
hecho nube y sol.

APOSTANDO CIELOS
(a mamá)
Lejos de este mundo
el infinito azul
salpicado de estrellas.
En tu sillón preferido
manos de nido
como caricias inquietas
bordan sueños de seda.
Tierna y transparente
convocas nuestros nombres
en el templo
de los caminos eternos.

UN DETERMINADO ESPACIO - ALICIA RIZZI
VANIDAD ENMASCARADA
Distrito de piel cuelga del cuerpo
y baila un ritmo tropical gelatinoso.
Subyacente al propio centro
una voz ordena bajar brazos
al repartir adioses
ante el vaivén que delata.
Tumbo de olas
en fase sexagenaria
tumba flácida
busca revertir plegados mustios.
La península vanidosa
con aflicción se aferra
a la lipoescultura
la más cara opción
máscara
que enmascara
al aposento sensual
después del medio siglo.

NEO ÁNIMO
Llegaron con el rojo furor
hasta languidecer sus límites.
La fe impelida
movió aspas decisivas
cambiando los vientos
de la prolongación indefinida.
El hartazgo esquivó mapas trazados
sin mariscales ni trincheras batientes.
Nuevo contexto en consecuencia
rehaciendo antenas mentales
al ensamblar dispares pensamientos
hacia otra dimensión reflexiva.

RENACIDA ESPERANZA 
Rehacer novedoso
animada vibración
celulares timbran contentamientos.
Germinar de victoria
que aúlla, ruge,
ambiciona que este país calce
auténticos zapatos
y sea diestro
en la magia de puzzles
así encastre certeramente
experiencia y saber
que dialectizan.
Sobre las horas quietas,
el deseo aguarda.

PUNTO PRECISO
El mar de cosas innombrables
fisura la quietud
de la certeza cotidiana.
Resbala sobre la piel
pulsación de agitada virulencia.
Tren que penoso desgrana
sobre rieles
de apurados pensamientos.
Cuando no se escucha
el silbido de la lenta llegada
se destiñe la euforia
pasa el punto preciso.

SÓLO PALABRAS NO BASTAN
Hay infinitud de pensamientos
cuando la desolación prolonga
como viaducto sin luces
el reciclaje autoral del día.
El pegoteo discursivo
acalambra el ritmo.
Lluvia de pleonasmos
hipan en los oídos.
El poeta enlaza
un determinado espacio.
Mientras el fullero viste
su máscara dispersa

DECISIÓN
La cara
refleja el trazo exacerbado
que dejó a su paso
la vibración nocturna.
Las manos
perspectiva de puente distendido
busca enlazar complacencias
eliminando frías barreras
de algún amanecer.
Los pies
mensajeros con resortes impulsivos
brincan en el trecho reflectante
buscando alcanzar
con singular vehemencia
el aposento que no llega.
Pasar es la consigna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada