Recomendados

domingo, 25 de julio de 2010

MARGOT AYALA DE MICHELAGNOLI - RAMONA QUEBRANTO / Prólogo: FRANCISCO PÉREZ MARICEVICH / Edición digital: BIBLIOTECA VIRTUAL AUGUSTO ROA BASTOS

“RAMONA QUEBRANTO”
Autora
MARGOT AYALA DE MICHELAGNOLI
Prólogo: Francisco Pérez-Maricevich
Editorial Arandurã,
Asunción-Paraguay, 2006
Versión digital:
del
CENTRO CULTURAL DE LA REPÚBLICA "EL CABILDO"

.
RAMONA QUEBRANTO, EL HABLA DESOÍDA
PRÓLOGO

** Escribir novelas no es un ejercicio inocente. Leer las, presumo que tampoco lo es. En ambos casos, tanto podemos encontramos con una revelación como con una rebelión, y aún sentir ambas experiencias simultáneamente. Quien se somete al desafío de su escritura, cree saber de antemano adónde quiere llegar, y por qué. Por su parte el lector está como invadido por un impulso a la aventura que toda novela parece prometerle, pero ignora cuán lejos puede ir y de lo que encontrará en su transcurso.
** Ramona Quebranto presenta a su lector algo más que una aventura. Su espacio imaginario lo introduce en un mundo cuyo diseño él debe construir activamente a partir de leves indicios referenciales. No se trata, sin embargo, de un mundo alejado de su experiencia cotidiana. Ese mundo está ahí, como una provocación latente y pronto a ocupar con su contradictoria energía el espacio de conciencia que se le debe.
** Quienes ese mundo habitan lo poseen con una inmediatez como la de su propio cuerpo. En cierto modo esencial es como la extensión del mismo y fundamento físico de su identidad, puesto que sólo en él y con él se sienten ser ellos mismos en su unicidad y, a la par, en su diferencia. Ese mundo se estructura sobre la ambigüedad, la frustración y el conflicto como efectos de su relación con otro que lo ignora para mejor subordinarlo e impedirle integrarse con sus propios valores y dinamismo. El signo más intenso de ese mundo y de la vida que contiene es el lenguaje en que se comunica y construye su experiencia. En ese lenguaje, la realidad múltiple que lo configura mezcla sus significantes obliga do por compulsiones de significado cuyo sentido refleja el duro empeño de sus hablantes por encontrar un sitio en el ámbito de una nueva comprensión.
** Ramona es un completo compendio del contenido de tal mundo y de su registro comunicativo. Sus actitudes, sus valores, sus percepciones y capacidad verbal reflejan activamente el modo de realidad que define la vida del universo humano que la envuelve. Esa, realidad, que es una realidad segmentada, no puede explicarse independientemente de su oposición dialéctica a la otra realidad que la determina social, cultural y económicamente, estableciéndose entre ambas una relación asimétrica, conflictiva y degradante. Ramona sufre como sujeto y objeto de esa relación de tensiones contradictorias, las que la llevan a buscar soluciones in adecuadas, pero proporcionadas por una tradición paternalista heredera de pautas de comportamiento rurales. Las peripecias persuasivas e interesadas de Ramona por introducir sus propios valores culturales en el contexto urbano, que establece su dominación precisamente en función de valores opuestos, no tienen, desde luego, ninguna respuesta, pero sin que tal circunstancia impida a Ramona intentar nuevos proyectos en su búsqueda de participación en la orientación de la conducta en ese contexto.
** El mundo de Ramona es el mundo de la pobreza, de la pobreza producida por la compulsión de formas productivas impuestas por una estructura socioeconómica ajena a los valores y destrezas culturales de los que ella proviene. Puesto que esto la somete a la necesidad constante de asimilar nuevos contenidos de experiencia a través de aprendizajes de nuevas prácticas, la cotidianidad de su vida no encuentra más valores significativos que la obediencia a la necesidad y a justificarla con referencia a creencias morales reinterpretadas: La conciencia de Ramona se abre a la generosidad, pero sin perder nunca sus vínculos con la conveniencia. Sin embargo, ésta no se antepone a su autoimagen fraguada en la comprensión de la dignidad que ella siente como núcleo de su merecimiento.
** El lector de Ramona Quebranto reconstruye el mundo de Ramona a través de su propia habla. No es mundo descrito ni vida narrada, sino universo que debe extraerse desde el espesor del lenguaje. El texto convierte al lector en un auditor, en un sujeto a la escucha de una suerte de monólogo que debe ir completando imaginariamente allí donde las respuestas requeridas están ausentes. Ramona se abre en lenguaje y es su experiencia de vida conflictuada la que nos comunica. Su lenguaje es la dimensión de su realidad, y esto es tanto como decir que su realidad es búsqueda de lenguaje capaz de iluminar y someter a experiencia comprensible la acumulación heterogénea y fluida de sus componentes.
** La construcción del texto encuentra en esta modalidad hablada el mejor recurso para conferir inmediatez y vitalidad al contenido de vida y mundo que propone. Su más relevante virtud, en mi opinión, consiste en privilegiar ese registro socio-lectal (en que la matriz guaraní condiciona la expresión) en términos de habla directa, y espacio de manifestación del mundo vivido por un sector social de que la protagonista es representante y testimonio. Si la literatura es lenguaje y crítica del lenguaje, es tanto más eficaz y congruente consigo misma en la medida en que suponga una denuncia del mundo en tanto referente del lenguaje. Tengo la impresión de que esto se cumple en Ramona Quebranto de una manera al mismo tiempo sutil y abiertamente, si se considera la estrategia lingüística empleada por Margot Ayala de Michelagnoli en la distribución de los códigos en el interior de su texto.
** Quiero decir que tal como se ejerce en la realidad sociolingüística del país la asimetría de funciones de nuestras dos lenguas —conforme a la cual el castellano como lengua dominante impone cauces sociales y simbólicos al uso del guaraní—, el texto de Ramona Quebranto dispone el español en función de marco descriptivo, una suerte de límites hacia la exterioridad, y a partir de los cuales se abre el espacio de mundo que el habla acezante de Ramona ocupa y se mueve hacia un interlocutor que se niega a responder, puesto que se le opone como antagonista social privilegiado.
** La opción formal escogida por la autora en la resolución técnica del texto, tiene la suficiente propiedad como para permitir conservar la oralidad sustantiva del lenguaje y en este sentido es congruente con el propósito central de su riesgosa experiencia: hacer vivir un mundo a través del habla personalizada y vivaz de la criatura de ficción que lo encarna.
** Con Ramona Quebranto Margot Ayala de Michelagnoli ha afrontado un desafío difícil y lo ha re suelto con intrepidez. Su aporte enriquece las experiencias en el campo de la ficción narrativa en nuestro país y debe recibírselo como un estímulo incitante para acompañarlo en su cometido liberador. La autora de muestra con su texto la fuerza de su comprensión y su sensibilidad hacia y para existencias humanas valiosas y auténticas. Su obra es una emocionante apertura a nuevas y provocativas realidades dispuestas a nuestra voluntad de acercamiento y aceptación moral, como condiciones indispensables para hacerles justicia y coadyuvar en su promoción y liberación. Estimo que en el desempeño de este compromiso, Margot Ayala de Michelagnoli nos da con Ramona Quebranto un ejemplo noble y primordial, que proyecta sobre su nombre y su tarea una luz dignificante que consolida y acrecienta el brillo de su ya reconocida reputación.
Francisco Pérez-Maricevich
.
PRESENTACIÓN
** Esta obra "Ramona Quebranto" la dedico a la mujer del pueblo y a todas aquellas que están abocadas a reivindicar los derechos de la misma.
** Trato en ella de transmitir su idiosincrasia, sus grandezas, sus sufrimientos y su profunda filosofía orillera.
** He utilizado como herramienta el "Jopara", lenguaje éste que cuestiona continuamente su propia gramática.
Está implícita la intención, en primer término, de denunciar el drama de una realidad social y contribuir a elevar el "Jopara" a nivel literario, y es al mismo tiempo un tímido aporte para la comprensión del bilingüismo paraguayo.
** Es la visión de un micromundo rural-urbano, su modo de sentir y pensar, cuyo valor a veces se niega.
** Esta exploración examina una serie de fenómenos, que no por ignorarlos dejan de existir, es el "Jopara" una realidad que nace de un contexto histórico, que refleja y un mundo en evolución, que se niega a quedar en moldes fijos, que convive con nosotros. Su presencia es continua, invade estratos sociales, ámbitos culturales.
** Es pues el "Jopara" el puente esencial y necesario que une estrechamente dos universos diferentes, a los que facilita su integración, su afirmación. En esta obra, como medio de comunicación, se expone a discusión.
** Si "Ramona Quebranto" carece a veces del rigor de las normas establecidas en la narrativa, pienso que es porque se trata de transferir el código de una estructura a otra estructura.
Son los registros de un universo, de un contexto escrito en la memoria, que como "flashes" van surgiendo de su "hábitat" soterrado, formando así el relato, en este caso la historia de Ramona.
.
Enlace con la versión digital de
del CENTRO CULTURAL DE LA REPÚBLICA
"EL CABILDO".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada