Recomendados

lunes, 23 de agosto de 2010

AMANDA PEDROZO - MOMENTO, CÓPULA y AUSENCIA (POESÍAS) / Fuente: VOCES FEMENINAS EN LA POESÍA PARAGUAYA. Edición de JOSEFINA PLÁ.


MOMENTO, CÓPULA
y AUSENCIA
Poesías de
AMANDA PEDROZO
(Enlace a datos biográficos y obras
en la GALERÍA DE LETRAS del
www.portalguarani.com )

.
MOMENTO
No importan nuestros cuerpos.
Ni que me encuentres bella y yo te sienta hermoso.
Tampoco importa este momento
ni este sol que licua tu tacto en mi pelo.
Demasiado cierto el tiempo.
Demasiado sabias las palabras
y estériles las miradas.
Después de todo mañana
no habrá ni tacto ni estos poemas ni el beso
que citaste en mis labios.
Y serán las calles y las plazas con niños indistintos
con los trueques amorosos de siempre
y los mismos olvidos
la misma confusión de rostros
persiguiéndonos las venas
idéntico milagro de estar vivos
el mismo deseo ambiguo de la muerte.
Entonces qué importa ahora mirarnos un poco más,
demorar todavía el parpadeo insomne,
reconocernos la piel y los silencios
una vez más,
una vez más trenzar los cuerpos y mecer la noche
en pleno nacimiento
destilar los dedos por si hubiere más temblores
torcer las cabezas a la caza de estrellas
ensayar otros gemidos
otros versos
otra noche
ser casi felices.

CÓPULA
La cópula es un árbol loco y triste
donde florece repetidamente
esa nada que se esparce desde la carne
hasta la piel y el grito.
La cópula es un cuchillo de angustia
fraccionado en milésimas de júbilo.
Es un dolor en tosco disimulo
una perdida redondez de ausencia
un tiempo sin pulso.
Es de golpe querer lanzar el cuerpo
lejos del cuerpo
reconocernos en otro cauce antiguo
infinitamente más abiertos
y más impenetrables.
Es casi derramar la sangre
en una ciega profusión de giros
imágenes y rostros..
La cópula es la esperanza vengativa
que se traga a sí misma
y se recomienza sin falta
en su propio lamido.
Nosotros copulativos
dadivosos o tercamente inhóspitos
agua o llamas
certeza de existir simplemente
y sin embargo borrosos de ceniza
futuros cadáveres.
La cópula es un túnel engañoso y rápido
es hacerle muecas al espejo.
Querer joderle a la muerte
en una esquina ávida y sin luces
volvernos repentinamente
muro y milagro
abismo y canto
silencio, tumulto.

AUSENCIA
Pero tu larga ausencia
pinta todavía el hueco insondable en la mesa.
Y nadie que reemplace tu rostro de poeta.
Nadie que cubra de azul
el enjambre manso de tu risa.
Y la mesa se extiende como siempre
extraña a sí misma.
Y en medio faltan tu pelo desgreñado,
tus versos a medio hacer,
tu hambre repentina de dar saltos
y abrazar las calles a media mañana.
La mesa está quieta.
A veces tu nombre gira sin definirse
y calza grillos en el suelo en la pared en el techo.
Compañero inhabitable por las escuadras y el miedo,
compañero,
tristeza amarga, esquina dulce
de pasajeros sin sombra,
compañero,
dejaste la mesa muda,
la máquina sin versos a tu amante imaginario.
Camelia que te espera en el costado de la cantina,
el alboroto de tus letras en un papel olvidado,
mientras nosotros recorremos diciembre.

.
Fuente:
VOCES FEMENINAS EN LA POESÍA PARAGUAYA.
Edición de JOSEFINA PLÁ.
Colección Poesía, 7
© Josefina Plá.
Alcándara Editora.
Se acabó de imprimir el 28 de setiembre de 1982
en los talleres gráficos de Editora Litocolor ,
Asunción, Paraguay (162 pp.).
.
Visite la
GALERÍA DE LETRAS
Amplio resumen de autores y obras
de la Literatura Paraguaya.
Poesía, Novela, Cuento, Ensayo, Teatro y mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada