Recomendados

martes, 10 de agosto de 2010

CARMEN ESCUDERO DE RIERA - EL ÚLTIMO ATARDECER / Fuente: TALLER CUENTO BREVE - QUERIENDO CONTAR CUENTOS (1985).


EL ÚLTIMO ATARDECER
Cuento de
CARMEN ESCUDERO DE RIERA
(Enlace a datos biográficos y obras
En la GALERÍA DE LETRAS del
www.portalguarani.com )

.
EL ÚLTIMO ATARDECER
La orden estaba dada y era terminante: al amanecer del día siguiente sería ajusticiado.

Esta vez algo era distinto y es lo que me hacía pensar en ello. Se habían ordenado cien azotes y sin embargo terminábamos en esto: fusilamiento.

Esta mañana al presentarme en la casa de los gobernadores, fui llamado por el Dr. Francia al obscuro, pequeño y sombrío gabinete en el extremo del corredor. De estatura media y rasgos regulares; ojos penetrantes y desconfiados. No había compasión ni remordimientos en su persona; era sagaz, astuto y perseverante.

Vestido con casaca azul, pantalón y chaleco blancos, charreteras de brigadier español, zapatos negros con hebillas de oro, fumaba un cigarro mientras un negro le servía el mate. Entré.

Tenía frente a mí al amo y señor del Paraguay, aquel que sembraba el odio y las rivalidades entre su pueblo, "que establecía un sistema de espionaje que día a día se extendía y ramificaba más; aquel cuya vanidad trascendía con fingido desdén".

Me entregó la orden: "Manda el supremo pasar por las armas al sujeto llamado ....... No importa el nombre, es uno más. Me cuadré, di la vuelta y volví a. mi puesto. Mis fusileros fueron alertados, no quedaba sino esperar y que pasaran las horas.

Recordé que dos años atrás, en 1816, a mediodía, mientras los diputados cansados y abatidos por el calor de octubre, reunidos en asamblea, se vieron de pronto sorprendidos por la voz firme y sonora de un partidario del cónsul Francia: la voz retumbó en el recinto:

-Señores, por qué esta pérdida de tiempo?. El doctor Francia desea ser absoluto, debe ser y será absoluto.-

Dió un golpe en la mesa y se pasó a votación. No hubo una sola discordancia. Francia supo que era el amo. La población ingenua, crédula e insensata celebró con aplausos y música la elección, en cambio aquellos destinados a convertirse en seres en ruinas, quedaron en silencio. Silencio que más adelante rompería el gemido de los huérfanos sin amparo.

En el calabozo estaba quien no quiso someterse a los latigazos de correa anudada, pidiendo la muerte en cambio. Joven, de piel cetrina, ojos grandes y profundos, su estirpe criolla trascendía en su mirada. Su condición de hombre bien nacido lo obligaba a tal elección. Algo en su interior se sublevó, bien sabía que jamás explicarían la orden de arresto y apaleamiento y que no habría posibilidad de defensa. El cuadro brutal de los azotes no sería para él. Con un grito desgarrador dijo:

-Fusílenme!.-

Y también esperó que pasaran las horas.

Mientras, alejándose por las tortuosas y polvorientas calles de Asunción, llegamos a una vieja casona de patio arbolado de naranjos con corredores de enormes columnas, muros de más de un metro de espesor, sostén de frescos techos de palmas y tejas.

En ella languidecía de amor y temor quien por despecho había denunciado al que creía infiel.

También era joven, de piel tersa, de ojos negros y brillantes; esbelta y delgada. Pensaba.

El remordimiento la acosaba, pero estaba hecho. La denuncia había sido entregada unos días atrás y al no verlo pasar frente a las rejas de la casona ni un día ni otro; supo que había logrado lo que se propuso. Lo imaginaba encerrado, esperando el castigo que había pedido. No sabía aún de la petición de su amado

Las horas pasaron. Clareaba, el amanecer anunció un día más para el Supremo, para el pelotón de fusilamiento y para quien detrás de una ventana esperaba mirando calle abajo.

Los primeros rayos de sol rasgaron el cielo y, la descarga cerrada, el manto de silencio que cubría la ciudad.
CARMEN ESCUDERO DE RIERA.
TALLER CUENTO BREVE
Dirección:
Imprenta-Editorial
Casa América,
Asunción-Paraguay1985 (172 páginas).
.
Visite la
GALERÍA DE LETRAS
Amplio resumen de autores y obras
de la Literatura Paraguaya.
Poesía, Novela, Cuento, Ensayo, Teatro y mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada