Recomendados

lunes, 22 de noviembre de 2010

ARTURO PEREIRA - JUICIO A LA HISTORIA - DISCURSOS Y OPINIONES SOBRE CULTURA NACIONAL, VIOLENCIAS – DESPOJOS – REPRESIONES / Editora LITOCOLOR, 1992.



JUICIO A LA HISTORIA
DISCURSOS Y OPINIONES SOBRE CULTURA NACIONAL
VIOLENCIAS – DESPOJOS – REPRESIONES
Ensayos de ARTURO PEREIRA
Enlace a datos biográficos y obras
en la GALERÍA DE LETRAS de
© JOEL FILÁRTIGA y ARTURO PEREIRA
Editora LITOCOLOR,
Asunción – Paraguay
1992 (142 páginas)



PRÓLOGO
Nadie habrá sorprendido el anuncio de que Arturo Pereira, músico y teatrista, lance ahora un libro de su autoría. En rigor, Arturo ha sido siempre un escritor. Si hace la expresión, un escritor oral. En todas las ocasiones, incluso las propicias, se lo ha escuchado hablar con ganas, reflexionar en voz alta, sobre los más diversos temas que hacen a la vida nacional: el arte, la política, los mitos y las leyendas, las personas, el paisaje, la historia -salpicadas de cuentos- de su querida Chacarita. Curioso insaciable, pregunta de todo y a todos. Es el típico intelectual que explora más era la vida que en los libros; más en el hombre que en las cosas. Por ello su vocación solidaria con el semejante. Y por ello, también, este libro.
Arturo nos cuenta con amenidad y sencillez sus recuerdos, sus impresiones, sus ideas. Cuando le dimos la primera lectura, rápida e irreflexiva, nos hemos reencontrado enteramente con el mismo Arturo a quiera le escuchábamos era los días y las noches compartidos con otros compañeros, haciendo teatro con "Aty Ñeé" en algún lejano rincón del país. Pero también, como era de esperar, hemos encontrado nuevos pensamientos, nuevos enfoques sobre tenias viejos, o varias veces escuchados.
Una segunda lectura más detenida, para aprehender aquellos tópicos que nos servirían para un  posible prólogo, nos acercó a un Arturo a quiera conocíamos poco o izada. Sin duda, en la soledad de la escritura, era esa acción personal e irrepetible, Arturo profundizó en sus preocupaciones; se introdujo más hondamente en unos tenias tan variados como pueden estar contenidos era la observación aguda, era el estudio más o menos sistemáticos del "aquí y ahora" que nos toca vivir.
Este libro que presentamos es un retazo grande de la vida del autor. Es una biografía moral e intelectual. Es una historia contada a través de las ideas sobre una variedad de tenias, que fluyera dispersos, pero inmediatamente unidos por una admirable coherencia; la misma que mana de la vida entera de Arturo.
Es obvio que izo se propuso escribir- su propia biografía.
Pero el libro es el retrato más parecido que tenemos del autor. Ahí están sus risas -v sus gestos; su alegría y su dolor solidarios por todo lo humano; sus ideas que se elevan por encima de la vanidad tonta y del orgullo ir fecundo, sus reflexiones honestas y sus pensamientos dispersos. Este libro nao es de Arturo Pereira. Es Arturo Pereira.
El lector encontrará en este libro pensamientos y reflexiones, puestos era su sitio algunos, y desparramados otros, que revelan una honda preocupación por todo lo que hace al ser humano. Desde el tema aparentemente velado, hasta otro de más exigencia intelectual, encontramos la misma que Arturo Pereira ha dejado era sus conversaciones improvisadas, después o antes de velada musical o teatral, una reunión sindical, gremial, política.
Era todos los ámbitos donde el autor se mueve con la solvencia de un hombre que conoce al pueblo y vive y sufre y canta con él.
Este es un libro que contiene la síntesis de una vida con intensidad vivida.



"JUICIO A LA HISTORIA"
DISCURSOS Y OPINIONES SOBRE LA CULTURA NACIONAL: VIOLENCIAS, DESPOJOS, REPRESIONES.

INTRODUCCION: EL SER NACIONAL
El hombre es un producto de la historia, pero también hace la historia. Milenariamente los hombres desarrollan la vida económica, social y cultural dentro de esta premisa ineluctable.
Nosotros, los paraguayos, somos productos de un largo proceso histórico, pleno de contradictorios acontecimientos que determinaron la aparición y la conciencia del "ser paraguayo".
Hoy, cuando obscuros nubarrones se ciernen sobre el porvenir de nuestra patria y la humanidad, que también pueden ser clarear de nuevos amaneceres, es una cuestión casi apremiante conocer nuestra historia social y cultural, con el pensamiento de que, hurgando en los sucesos del pasado, podemos tener claridad sobre las cosas del presente y abrir una perspectiva segura del porvenir.
Anoto estos pensamientos elementales para exponer los motivos que me llevaron a cometer el atrevimiento de escribir este libro que titulé "JUICIO A LA HISTORIA", que está constituido de "discursos y opiniones sobre la cultural nacional", y esos motivos fueron los siguientes:
Se han hecho muchas referencias en eventos especiales, libros, notas periodísticas, o reuniones de carácter folclóricas, con respecto al "paraguayismo" o al "ser paraguayos", o "esencia y naturaleza del paraguayo" etc., pero todas estas referencias se hacían a partir de divagaciones abstractas y subjetivas como si este "hombre paraguayo" fuera producto de taumaturgias extranaturales y ya apareciera así sin saberse de dónde, con todas su cualidades y defectos, con sus rasgos más generales y comunes, y dado así -"naturalmente"- de una vez para siempre, sin que haya incidido en él determinaciones históricas, sin dinamismo ni transformaciones, sin contradicciones, sin origen y sin saberse ni quién es, que hace y hacia dónde va. En una palabra, las referencias se hacían, y se continua haciendo, de un hombre sin historia y ya determinado de antemano, por un fatalismo también histórico.
Estas subjetividades no ayudaron a despejar la incógnita del "ser paragua-yo", ni cómo se fue cimentando ese "ser". Esta misma situación ocurre con la "cultura nacional". Queda siempre en la oscuridad los rasgos nacionales o no nacionales verificables en sus portadores, tanto el hombre como la cultura.
Con el deseo de despejar en parte esas incógnitas, en este "JUICIO A LA HISTORIA" me propongo referirme también al "ser paraguayo" y a la "cultura nacional", pero lo haré pensando en sus orígenes y en los avatares históricos en los que fueron amasándose. Lo hago, principalmente, pensando en ese hombre que hace 450 años fue violentamente despojado de su hábitat e interrumpida su relación armónica con el medio en que vivía, por la invasión española.
Medio en el que él era dueño absoluto y un agente activo y transformador, dentro de un proceso más lento o más rápido: Medio al que estaba sometido sus acciones y reacciones, su pensamiento y psicología, así como sus creencias ancestrales, pero de donde fue violentamente arrebatado, imponiéndosele otras pautas, otros esquemas de comportamiento y relaciones sociales, y otra cosmovisión absolutamente extrañas a su estado de desarrollo económico, social y cultural.
Esta violenta imposición, que negaba y reprimía todos los valores que en ese medio presidían su conducta, fue el que le impuso también un violento rechazo a esas extrañas pautas y a sus portadores: los colonizadores españoles.
Uno de los primeros motivos que ha producido en este hombre (los indígenas) esa resistencia, fue el haberle forzado a someterse a un relacionamiento económico social que no existía y que fue la explotación esclavista, situación que afectó con mayor fuerza su armonía con el medio y con lo que se inició la ruptura con su totalidad. Esta resistencia en sus distintas manifestaciones (enfrentamiento violento, soterrado, encierro en sí mismo, huida, etc.) se hizo en él un modo de comportamiento transmitido a sus centenarias generaciones posteriores.
Pero debemos entender que ni el "ser paraguayo" ni la "naturaleza del paraguayo" son naturales (identidad indiscriminada) Es decir, valores que borren, anulen o puedan anular las diferencias sociales. Estos valores fueron generándose en el dinamismo y en las acciones de este hombre y en sus intervenciones para las transformaciones históricas. Y es en esa dinámica contradictoria cómo el hombre paraguayo ha venido forjando su "ser", su "naturaleza" o sus particularidades psíquicas o culturales.
Dinámicas y acciones, marcadas ya más tarde, por agudas diferencias sociales, que le impuso que sus luchas estén orientadas y más acentuadas hacia una dirección: la recuperación de la armonía perdida y de su totalidad, aún con la conciencia de que esto pueda producirse en otras condiciones históricas. Dice V:I: Lenin: "La propiedad social dominante en el socialismo parece reproducir la propiedad comunal de la sociedad primitiva, pero apoyada en una riqueza completamente nueva e infinitamente superior".
Todo esto nos lleva a afirmar que el "ser paraguayo" no es una denominación ideal ni se refiere a una persona abstracta. Se refiere a un hombre de carne y hueso que existe y actúa conforme a la "suma de sus relaciones sociales" y que ha venido interviniendo en las pugnas por llevar adelante los procesos históricos y en él se han apoyado próceres y héroes. Y esas pugnas fueron las que marcaron y determinaron su contradictorio "ser". El hombre se desarrolla permanentemente a partir de ese proceso dialéctico.
En el arraigado apego del hombre paraguayo a la tierra puede encontrarse el valor cultural persistente en el que es posible percibirse su "ser" primigenio: Y eso es así porque los cambios que se produjeron con la llegada de los españoles no fueron resultado de maduraciones de "condiciones objetivas o subjetivas ni debido al enfrentamiento de fuerzas fundamentales en pugna, sino por una invasión, invasión que provocó un violento salto histórico transgrediendo el lento proceso de la sociedad indígena. No fue una revolución históricamente necesaria. Entonces el indígena se vio o se sintió tocado en su propia raíz.
El salto de una organización económica-social a otra fue muy súbita y violenta. El paso del trabajo libre (caza-pezca-cultivos), la distribución equitativa de lo producido, así como el uso social de la tierra que existía entonces, al régimen de trabajo esclavista que promovió el uso privado de la tierra y la apropiación, también privada de la producción, fue muy radical.
El indígena comienza a ser objeto de explotación.
Estos cambios afectaron sin transición milenarias costumbres vigentes, que como reacción provocaron las violentas resistencias, los continuos enfrentamientos a los colonizadores y el rechazo de las extrañas pautas culturales y religiosas de estos.
Una de las centenarias manifestaciones de esa resistencia, es la permanencia en la conciencia y en la práctica de las generaciones posteriores, casi sin modificaciones, los valores de esas milenarias tradiciones, incluida la lengua, y la vigencia de la "cultura telúrica" que puede observarse no solo en las reacciones características (forma de sentarse en grupo), copio también en la agricultura, la medicina, el tereré, la comunicación y la poesía popular y puede visualizarse aún en el campesino en "estado puro": Pai Tavytera, Ava Chiripa y otros. Elementos en los que podemos encontrar la "naturaleza" o las "particularidades" del paraguayo".
Es indudable que la resistencia a la colonización, el rechazo y la no asimilación de las extrañas pautas de los colonizadores, independientemente de las causas materiales e históricas hayan tenido más abiertamente una dirección ética, cultural y moral, porque los españoles como método de sojuzgamiento han impuesto la negación total del antiguo "ñande reko" (forma de convivencia social del indígena", violado el "ava reko" (la personalidad del indígena) y reprimido el "Jeroky" danza ritual de cohesión social indígena y como reacción y rechazo al trato desenfrenado y explotación de las mujeres y los niños por parte de los colonizadores.
Esto y otros temas que hacen referencia a la cultura nacional, son los que serán tratados en los capítulos de este libro, así como los hechos singulares o trágicos en los que fueron amazándose, positiva o negativamente, el hombre paraguayo. Otros, emprendieron antes ya esta tarea. Yo lo hago a partir de distintas apreciaciones y juicios, destinados exclusivamente a despertar el interés de los jóvenes por el conocimiento de nuestras raíces de tal modo a procurar la elaboración de un juicio más claro y realista de nuestra historia cultural y los contradictorios esfuerzos para la cimentación del "ser paraguayo ...... en la historia se puede extraer enseñanzas para el presente e iluminar el futuro". La nuestra por mucho tiempo ha estado cargada de falsedades y mentiras. Con este libro no pretendo aclarar en su totalidad nuestra historia. Su objetivo no va más allá de tratar de abrir cauces que promuevan un diálogo permanente que conduzca a la aclaración de nuestra cultura.
Aclaración que puede constituirse en una herramienta de obreros, campesinos y fuerzas de avanzadas para la construcción de ese futuro que todos soñamos, por el que tantos hombres se preocuparon, lucharon y por el que ofrendaron sus vidas.
Nuestro país tiene acumulada tanta riqueza cultural con las que puede promover decididamente el enriquecimiento de la cultura universal. Y eso puede ser una de las fuentes de su liberación. El Paraguay, sus mejores hijos, -y la nación misma- tienen que ser protagonistas activos para la promoción de la nueva historia del mundo, y nadie mejor para ello que sus intelectuales, artistas y sus creadores.
Tenemos el ejemplo de Augusto Roa Bastos, Jose Asunción Flores, Elvio Romero, Herminio Giménez, Carlos Lara Bareiro y muchos otros.
Y esto es cada vez más apremiante, porque ante el avance demoledor de valores culturales no creados por nuestro pueblo, extraños a su "naturaleza" que el hombre históricamente ha venido promoviendo- lanzadas furiosamente por las multinacionales-serán las alternativas de si continuaremos siendo paraguayos o desapareceremos como tal.
EL AUTOR.


CAPÍTULO XXXIV
CONCLUSIÓN
La historia marcha aceleradamente; los acontecimientos se producen cada vez más vertiginosamente; grandes cambios se producen en nuestro país y coincidentemente en todo el mundo que imponen un repensamiento, un reenjuiciamiento en todos los aspectos de la vida social y cultural. Muchos de los temas y elementos tratados en los capítulos de este libro, como el lector puede notar, fueron pensados y elaborados ya en la época del stronismo, y en los primeros tiempos después del 3 de febrero de 1989. En los fenómenos de la cultura, a pesar de los cambios anotados, en esencia nada se ha modificado y muchos de ellos tienen total vigencia. Sin embargo, es partir de esa fecha en que se han revelado los cambios cualitativos, que se han venido incubando desde hace tiempo, en el pensar y en las reacciones de amplios sectores de la población. Estos cambios cualitativos ponen de manifiesto o sacan a relucir, en un ambiente más abierto, la agudización ideológica y política de las fuerzas en pugna.
Por un lado, un poderoso movimiento independiente (curiosamente este movimiento independiente fue iniciado ya en las postrimerías de los años 60 por los trabajadores de la cultura) que crece cada vez más y en el que se incorporan obreros, campesinos, intelectuales, maestros, estudiantes, religiosos y sectores cada vez más amplios. de todo el país; el crecimiento de la lucha de los campesinos, obreros, mujeres y otros sectores por el reclamo de sus derechos y por la ampliación de la democracia, contra los crímenes y la corrupción y por la próxima elaboración de una Constitución verdaderamente democrática y popular.
Por otro lado, los sectores recalcitrantes de la vieja y nueva oligarquía liderada por los "ganaderos uniformados", alarmados por el triunfo del joven médico Dr. Carlos Filizzola en las elecciones municipales, tratan de reagruparse y oponerse al desbordante empuje de las luchas populares por la constituyente y las elecciones del 93; los militares tratan de volver a afianzar nuevamente la base en la que se han asentado por mucho tiempo, el Partido Colorado, fraccionado en mil pedazos; la declaración de guerra a los campesinos sin tierra y su ejecución en complicidad de jueces venales son cada vez más groseras creando dramáticas situaciones a centenares de mujeres y niños; se admite sin rubor alguno la intervención de un diplomático extranjero en defensa de una empresa también extranjera; los jefes del ejército "nacional" no dicen ni una palabra sobre las abiertas y periódicas invasiones de "marines" norteamericanos al Paraguay; un General exige el amordazamiento de la prensa con la promulgación de una "Ley de Prensa"; este mismo General ha expresado abiertamente a los empresarios: "nosotros somos los defensores de Uds" (ABC, 8-VIII-91). En otro orden podemos agregar la declaración de Mr. Busch que dice "ahora se inicia el siglo norteamericano", y la de Mr. Quayle que dice: "América Latina es muy importante dentro de la estrategia norteamericana" y finalmente la intervención de los Estados Unidos en el Mercosur. Son los síntomas de la neo-colonización neo-liberal fascista.
Parece repetirse, en condiciones históricas diferentes y de una forma mucha más aguda y violenta, la antigua y persistente lucha entre colonizadores y colonizados, con la diferencia de que estos últimos saben ahora hacia donde marcha irremisiblemente esa historia y la forma de sociedad que es totalmente posible construir: el socialismo.
Y es en esta realidad en la que los trabajadores de la cultura, intelectuales y artistas, tienen la responsabilidad histórica de encuadrar sus producciones y creaciones. Y surge la interrogante: dónde poner el centro de las preocupaciones y creaciones de los artistas? En la cimentación y recuperación de la personalidad del hombre paraguayo.
La primera acción de los colonizadores fue liquidar con violencia la personalidad del nativo e imponerle conductas extrañas a sus necesidades y cultura, pero que respondían a los intereses de los colonizadores. Actualmente está ocurriendo el mismo fenómeno, aunque con otros medios no menos agresivos que son los medios de comunicación, cuyo instrumento de control es la USIS de acuerdo a los planes y propuestas del imperialismo.
Incentivar la recuperación del hombre paraguayo, su propio "ser" consiente, recuperación que debe ser generada por nuestros propios valores culturales y creativos, hechas por nosotros mismos es la función histórica de la cultura.
Pienso que no será ningún pecado decir que el hombre paraguayo debe ser aun creado con plenitud vital, insuflándole de confianza en sí mismo, en todo su potencial creativo y en todos los aspectos de la vida. Y será mucho mejor si ese "ser" y personalidad estén enriquecidos con los valores de la cultura universal. Debemos desprendemos de ser simples receptores, ni conocidos como simples productores de curiosidades exóticas, sino como aportadores para la riqueza de la cultura universal en sus distintas manifestaciones. El Paraguay tiene poetas, músicos, escritores, dramaturgos, narradores y artistas plásticos en suficiente cantidad y calidad para cubrir demandas latinoamericanas y del mundo.
Los países de América deben romper decididamente con ese centenario aislamiento a que los imperios les ha impuesto. La integración latinoamericana se hará y fortalecerá mucho mejor con los elementos de la cultura y del arte propios. Así yo entiendo el carácter y la condición "nacional" de la cultura. Unir nuestras particularidades con la de todos los países latinoamericanos contra la neo-colonización fascista.
El contenido del arte, históricamente signado, con toda la variedad de sus creadores, debe ser liberador, proveedor de esa utopía no utópica, de la existencia de una sociedad que puede construida por la propia colectividad, donde la vida será más pletórica y robusta y donde cada uno será protagonista para el robustecimiento del valor supremo que es la vida.
Este será el mejor homenaje a nuestros antepasados que lucharon sin desmayos por la libertad y la conservación de sus culturas, en ocasión de los 500 años de la colonización.

BIBLIOGRAFÍA Y DOCUMENTOS CONSULTADOS
1) "LA EVANGELIZACION DE LA PROVINCIA GIGANTE DE LAS INDIAS" Juan Bautista Rivarola. "Historia Paraguaya"-APDH.
2) "EL ROL DE LOS INDIGENAS EN LA FORMACIÓN DE LA VIVENCIA DEL PARAGUAY" Branislava Susnik. "Instituto Paraguayo de Estudios Nacionales" (IPEN)
3) "DATOS PARA LA HISTORIA DE LA MÚSICA EN EL PARAGUAY" Juan Carlos Moreno González.
4) "DERROTERO Y VIAJE AL RIO DE LA PLATA Y PARAGUAY"=1524-1554. Ulrico Smidl. Ed. NAPA. Bib. "Juan B. Alberdi"
5) "CRONICAS DE VIAJES " - Ulderico Smidel. Colección P. de Angelis. (BNA)
6) "ÑEZU" - Nota de Fulgencio R. Moreno. Diario "El Liberal"-Marzo 1922. (BNA)
7) "APUNTES DE HISTORIA CULTURAL DEL PARAGUAY" Efraín Cardozo - Biblioteca de Estudios Paraguayos (BEP)
8) "RESISTENCIA ACTIVA DE LOS GUARANIES". Branislava Susnik. "Las Culturas Condenadas". Com. Roa Basto.
9)"UNA NACIÓN DOS CULTURAS". Bartolomeu Melía. Ediciones CERAC.
10) "EL TRINO SOTERRADO". Luis María Martínez. Ed. "Intento"
11) "CRÓNICA Y ENSAYO" - Carlos Zubizarreta. Ed. Emasa. 1969.
12) "BIOGRAFÍA DE LOS PRÓCERES DE MAYO". Academia Paraguaya de la Historia (APDH)
13) "EL Dr. FRANCIA VISTO Y OIDO POR SUS CONTEMPORÁNEOS" José Antonio Vásquez. Ed. PARAGAIAE.
14) "CONTRIBUCIONES AL ESTUDIO DE LA SOCIEDAD PARAGUAYA" Mauricio Schvartzman. Ed. CIDSEP.
15) "INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL SINDICALISMO PARAGUAYO" Francisco Gaona.
16 "INFORTUNIOS DEL PARAGUAY". Teodosio González. Bib. UC. 17) "LAS CLASES RURALES DEL PARAGUAY" - Carlos Rey de Castro. Conferencia en el "Instituto Paraguayo". 1902. Rev. "Guarania" - Dic. 1948.
18) "CARTA DE FRANCISCO SOLANO LOPEZ A CARLOS CALVO"=20-VII-1860. Historia Paraguaya. Acad. Paraguaya de la Historia.
19) "EL PARAGUAY DE FRANCIA-EL SUPREMO A LA GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA". Vivian Trias-Uruguayo.
20) "EL IMPERIO BRITÁNICO EN AMÉRICA LATINA" Vivian Trias-Uruguayo.
21) "UNA AMAZONA-FRANCISCO SOLANO LOPEZ Y ELISA LYNCH" Willian Barrett.
22) "NUCLEOS CULTURALES DEL PARAGUAY CONTEMPORANEO" - Juan Francisco Pérez.
23) "HISTORIA DE LA CULTURA PARAGUAYA". Carlos R. Centurión. Bib. "Ortiz Guerrero"
24) "ALBINO JARA UN VARON METEORICO". Alfredo Jaegli. Ed. NAPA.
25) "LOS ESPAÑOLES Y LAS CASTAS". Guy de Hollanda. Instituto Paraguayo de Investigaciones Históricas.
26) "EL PUEBLO PARAGUAYO". Julian Steward. Academia Paraguaya de Investigaciones Históricas.
27)  "CARTA A UN AMIGO". Silvano Mosqueira. Rev Estudiantil-1911.
28) "CARTA DE RAMOS GIMENES AL DIARIO "LA DEMOCRACIA". 1922. BNA.
29) "BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LOS REGÍMENES AGRARIO EN EL PARAGUAY". Vidal Domínguez-Juan Plate. Rev. Cen. Est. de Derecho. 1936.
30)"VIDA EN LOS YERBALES". Aníbal Codas. Revista Cen. Est. Derecho. 1937. 31 "PANORAMA" Revista de Cristóbal Frutos.
32)"ESTUDIOS" Rev. de Luis María Martínez. Ed. "Intento"
33) "EL ALMA DE LA RAZA". Manuel Domínguez.
34) "LA PRIMERA REVOLUCION RADICAL DE AMÉRICA" Richar Alan White. Ed. La República.
35) "LA DESTRUCCION DE AMÉRICA POR LOS BARVAROS ESCITAS" J. Rodríguez Gavilán.
36) "TEMPLEY ESTIRPE"- Anastacio Rolón Medina. Bib. "Juan B. Alberdi"
37) "APUNTES Y ANALES DE LA COMUNA DE VILLARRICA"-Ernesto Meario.
38) "JULIO CORREA UNA LARGA TRAYECTORIA". Josefina Plá. Diario "Ultima Hora". 30-VIII-1986.
39) "LA SUBLEVACIÓN DEL 29 DE OCTUBRE DE 1877" Arturo Brugada. Bid. Clásicos Colorados.
40) "TIERRA GUARANI". Fermín Domínguez. Biblioteca Nacional de Asunción.
41) "Diario "El Liberal". Enero-febrero-marzo-1922. Biblioteca Nacional de Asunción.
42) "FORMACIÓN HISTÓRICA DE LA NACIÓN PARAGUAYA". Oscar Creydt.
43) A esta bibliografía se agrega numerosas entrevistas, diálogos conceptuales con Oleg Visokolan y otros. Además los siguientes libros de las que se extraen conceptos. También se agrega experiencias vivenciales del autor.

OTROS DOCUMENTOS:
1)- "NECESIDAD DEL ARTE". Ernst Fischr.
2)- "HISTORIA SOCIAL DE LA LITERATURA Y EL ARTE". Arnold Hausef.
3)- "LA CULTURA Y LA HISTORIA". V. MESVUIEN
4)- "SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE LA CULTURA BRASILERA". Nelson W. Sodré.
5)- "UNA TEORIA CIENTÍFICA DE LA CULTURA". Bronislaw Malinoswki.
6)- "LAS CULTURAS CONDENADAS". A. Roa Bastos.

VOCABULARIOS GUARANIES
Ava. - Indígena
Ava reko. - Costumbre, cultura y forma de convivencia social.
Ñande reko. - Nuestro modo de ser.
Terere. - Infusión. Mate frío. Refrigerio de Yerba Mate.
Jeroky. - Danza ritual de convivencia social.
Yvy. - Tierra.
Ñande Yvy. - Nuestra tierra.
Ñe'e. - Habla.
Ñande Ñe'e. - Nuestra forma de comunicación. Idioma.
Purahéi. - Canto-Música.
Ñande Purahéi. - Nuestro Canto.


CONTIENE
EN MEMORIA DE MIS PADRES - MIS HERMANOS Y AGRADECIMIENTOS
PRÓLOGO
INTRODUCCIÓN

CAP. I. - LOS ORÍGENES
CAP.II. - PORQUÉ Y PARA QUÉ VINIERON LOS ESPAÑOLES
CAP.III. - CÓMO ERA LA SOCIEDAD INDÍGENA EN ESE TIEMPO
CAP. IV. - BÚSQUEDAS DE CONVIVENCIA PACÍFICA
CAP. V. - DE LOS TEKOHÁ Y LOS TEYÍ A LA DISGREGACIÓN COLONIALISTA
CAP. VI. - DE LA GREGALIDAD A LA NACIONALIDAD. DESDE CUANDO LOS PARAGUAYOS SOMOS PARAGUAYOS
CAP. VII. - CRISTALIZACIÓN DEL SENTIMIENTO NACIONAL - EL "ÑANDÉVA" PARAGUAYO
CAP. VIII. - PROPUESTAS CULTURALES DESPUÉS DE FRANCIA
CAP. IX. - ¿CÓMO ERA LA ASUNCIÓN DE ENTONCES?
CAP. X. - DURO CASTIGO
CAP. XI. - PSICOLOGÍA DEL HOMBRE PARAGUAYO EN LA INMEDIATA POS-GUERRA DEL 70.
CAP. XII. - BÚSQUEDAS CONTRADICTORIAS DEL RENACER
CAP. XIII. - LAS MUJERES Y LA SOCIEDAD DESPUÉS DEL 70
CAP. XIV. - EL REVISIONISMO CULTURAL
CAP. XV. - TRÁGICAS SITUACIONES
CAP. XVI. - LA EDUCACIÓN DESPUÉS DE CERRO CORÁ
CAP. XVII. - ARTES PLÁSTICAS - OTRA INSTITUCIÓN - NUEVA GENERACIÓN
CAP. XVIII. – MÚSICA - LUIS CABEDAGNI - NICOLINO PELLEGRINÍ
CAP. XIX. - FACTORES DEL ATRASO CULTURAL
CAP. XX. - LOPISMO Y ANTI-LOPISMO-MILITARIZACIÓN DE LA CULTURA-DESVIACIONES HISTÓRICAS
CAP. XXI. - POETAS-NOVELISTAS-NARRADORES-JUVENTUD CONTESTATARIA
CAP. XXII. - GENTES DESVIADAS
CAP. XXIII. - RENACIMIENTO CULTURAL. DÉCADA 20
CAP. XXIV. - MÚSICA-FUNCIONES PATRONALES Y OTROS ELEMENTOS DE LA CULTURA POPULAR
CAP. XXV. - PROPUESTAS CULTURALES Y OTROS HECHOS DE LA DÉCADA 20-30
CAP. XXVI. - LA BANDA DE POLICÍA
CAP. XXVII. - LA GUARANIA
CAP. XXVIII. - OTROS HECHOS DE LOS AÑOS 20. MÚSICA-PLÁSTICA-LITERATURA
CAP. XXIX. - GUERRA DEL CHACO-MÚSICA-LENGUA GUARANÍ-GENERACIÓN DEL 40
CAP. XXX. - ASOCIACIÓN DE MÚSICOS DEL PARAGUAY
CAP. XXXI. - CONTINUIDAD DEL LIDERAZGO DE LOS MÚSICOS
CAP. XXXII. - UNA NUEVA HISTORIA
CAP. XXXIII. - INTELECTUALES Y ARTISTAS DE DISTINTAS GENERACIONES
CAP. XXXIV. - CONCLUSIONES
BIBLIOGRAFÍA Y DOCUMENTOS CONSULTADOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada