Recomendados

miércoles, 13 de octubre de 2010

ANÍBAL A. ROMERO SANABRIA - CORAZÓN DE ARCILLA. POEMAS Y PENSAMIENTOS / Prólogo: POEMARIO DE FIRMES CONVICCIONES HUMANAS por VICTORIO V. SUÁREZ / Editorial Servilibro, 2010.



CORAZÓN DE ARCILLA
POEMAS Y PENSAMIENTOS
Editorial Servilibro,
25 de Mayo esq. México
Telefax: (595-21) 444 470
Plaza Uruguaya
Asunción - Paraguay
Dirección Editorial: VIDALIA SÁNCHEZ
Diagramación de interior: CATALINO ROTELA GÓMEZ
Diseño de Tapa y Contratapa: CATALINO ROTELA GÓMEZ y ANÍBAL ROMERO
Corrección: WANDA OCENO, MA. LAURA MEZA, ARIANA AGUIRRE
Traducción: FELICIANO ACOSTA 
Asunción – Paraguay (2010)


Dedico este Poemario:
A quien supo acunar mis sueños y mis esperanzas: MI MADRE.
A quien con dulzura y tesón acompaña mi diaria labor: MI ESPOSA.
A quien aun se sorprende con mis travesuras: MI HERMANA.
Cariñosamente.
Anibal Romero Sanabria. Corazón de Arcilla

Agradecimientos a:
- VICTORIO SUAREZ por su corrección fraterna
- FELICIANO ACOSTA por la traducción al guaraní
- WANDA OCENO, MA. LAURA MEZA y ARIANA AGUIRRE por su apoyo en el tipeado.
- CATALINO ROTELA por el diseño gráfico, Ilustración
A todos ellos mi afecto y consideración especial, pues me ayudaron a concretar este sueño.


Estimados Lectores: Escribir un libro de poemas es tarea gigantesca destinada a los verdaderos escritores, solo el apoyo entusiasta y bondadoso de amigos y compañeros me empujo a dejar en manos de ustedes estos pensamientos tal vez mal hilvanados. La traducción al dulce idioma guaraní se lo debo a Feliciano Acosta quien con maestría supo recrear el espíritu que me animó al escribir estos versos. Anibal A. Romero Sanabria,

PRÓLOGO
POEMARIO DE FIRMES CONVICCIONES HUMANAS
CORAZÓN DE ARCILLA es el título que ha elegido el escritor y docente universitario Anibal Romero Sanabria para su libro. Acertada denominación que no solamente sirve como metáfora sino también como hilo afable para retratar la experiencia, es decir, el peregrinaje de un poeta que supo calcar el tiempo en sus retinas para evaporar sin mezquindad aquellas palabras esenciales que sólo se moldean en el alma.
Si la actual estructura estética exige la precisión del idioma para cumplir su cometido, no cabe ninguna duda de que Corazón de Arcilla cumple con creces, a lo largo de sus páginas, esa faena. Desde el punto inicial deambula su ternura poética de refulgente de sinceridad. Cada verso de Aníbal Romero Sanabria se ajusta a la luminosidad del espacio y expone con mesura un lenguaje evocador, de parámetros espontáneos.
Eficacia de sintaxis con aromas particulares sellan el andamiaje del poemario cuya proyección de frágiles destellos cotidianos tiene el oficio de abrir confesiones y palpar estaciones sobre el “péndulo que se agita”. El poeta nos indica con cierto abatimiento idealista: “Pobre corazón de arcilla que quieres cambiar el mundo”. Pero no queda en la desolación pues reacciona con amor y remonta su avidez al rescatar la ecuación sideral el eterno fluir del tiempo.
Nos advierte que “Latiendo, latiendo, entre amores, memorias y desmemorias” él desentierra el espejo aún habitado por sus predece-sores.Sin lugar a dudas, la labor de Anibal marca una dimensión expresiva muy significativa, más aún por su favorable y feliz bifurcación donde cada poema en español pasa al guaraní, gracias a la traducción del también poeta y maestro Feliciano Acosta, quien supo endulzar de magia explicita cada tramo Corazón de Arcilla.
De la arcilla, la chipa, el pesebre, el tereré, el tatakuá y tiempos de amor computarizado, el autor ensambla vientos favorables en medio de la confesión. El producto de su labor es impecable por el manejo del idioma y por esa pasión de maestrazgo que caracteriza a Anibal Romero Sanabria que, por lo visto, ya nunca renunciará a ofrecer lo mejor de sí para los lectores. No se trata de una tarea fácil, menos aún en estos tiempos donde la concupiscencia devora de manera inclemente los valores de antaño. En ese contexto, este poemario aparece para plasmar las convicciones humanas más firmes y puras.
VICTORIO V. SUÁREZ  - Febrero 2010


ALAS ROTAS
Para mi hermana Edith Beatriz
Quien convivió y falleció de una rara enfermedad.

Te trajeron al mundo
con las alas rotas
y un cansancio viejo
inundó la piel.

Pequeño angelito
de alas quebradas
tu sonrisa tenue y dorados rizos
tu mirada asombrada
tu eterna niñez

Los pies indecisos, tus tímidos pasos
y esa duda enorme
de emprender caminos
pidiendo permiso de ser o no ser

Mi muñeca triste
Mi muñeca tierna
te fuiste tan pronto: al amanecer

Solo heredamos esos,
tus recuerdos,
y un cofre de dudas
llenos de por qué?

El viento repite,
repite y repite
junto a mis oídos
Un por qué, por qué?

PEPOPÊ
Che reindy Edith Beatriz-pe guarã

Nde pepopêmí rejúvo yvy ári
Ha kane’õ yma
Nde pire oñua.

Tupã rymbami
Ipepopêmíva
Nde pukavy kangy ha nde áva apopê sa’yju asy
Ne ma’ê kyhyje
Mitã rekoite.

Nde pymimi, nde guata otî
Ha ñeha'arõ tuichapajepéva
Reipykúi hagua umi tape
Rejerurekuévo reikove hagua

Mitákuñami mba’embyasymi
Mitakuña’i kyryi asyete
Pya’ete reho: ko’êtî jave

Opytáva oréve,
Mandua’a potî
Ha mba’yru’ípe
Henyhê chovíva ore porandu.

Yvytu he’i,
He’i ha he’i
Che apysa jurúpe
Mba’ére, mba’ére.?

*****.

EL AYER
El ayer no significaría nada sin tu presencia.

Recuerdas el parque que enjaulaba nuestros sueños
y ...
los sueños que brotaban de tus besos.

El ayer atardecido con ganas de encontrarnos de
nuevo y el caminar juntos atado a tu cintura...
tu cintura que jugaba al contoneo con mis dedos.

El tiempo no importaba... alimentando palomas
con miguitas de ternura,
mientras el corazón henchido
preanunciaba tus senos.

El ayer sin ti,
es un calendario muerto.

El murmullo, tus besos, tu sonrisa tan joven
y un adiós prendido a nuestros labios
presentían un mañana...
tan solo un mañana
para comenzar de nuevo.

KUEHEGUARE
Kueheguare nde'iséi mba’eve
nde rehe´ŷ

Nemandu’ápa yvyraty oñongatúva ñane mba’epota ha...
ñane mba’epota okapúva ne ñehetûgui.

Kuehe guare ika’arúva jejuhu jey potávo
ha jaguata oñondive che po nde ku’áre
ndeku’a oñembosaráiva che kuãre oku’ekuévo

ára mba’evete ñandéve... ñamongaru pykasu
kunu’ûmi ku’ikuépe,
ne korasõ henyhêva
ohechuka nde pyti’a.

Kueheguare nde rehe’ŷ,
ararogue amyrŷíma.

Ayvu, neñehetú, nde pukavy kyrŷi
ñande juecha paha otytýi ñane rembére
oha’arò vaicha ambue ára...
ambue ára añónte
oñepyrû jey hagua.

****.

DE LOS PROMESEROS
Cansadas las alas,
capullos al viento,
sobre la piel,
la hojarazca de esperanzas muertas.

El pueblo sortea en tortuosos caminos,
su peregrinar de siempre.
Campanas truncadas en campanarios viejos.

La ceniza se hace manto,
para aquietar un grito domesticado al silencio.
Oración...letanía, que sube el cerro
que guarda en sus piedras,
los labios resecos de promeseros viejos,
y el pueblo camina en transnochado sendero,
con ladridos de perros,
y. .. la yerba reseca, cebando esperanzas,
en la guampa fresca de la selva herida....
herida de muerte.

El sol....y el chipá cabalgan promesas de suerte,
en calesitas de caballos ebrios
ebrios de ver las ruletas riendo....riendo
la suerte de un pueblo.

La oración....el silencio ....
y comenzar de nuevo,
con zapatos prestados de usureros viejos...
Es la letanía... es la letanía de los promeseros.

ÑE’ÊME’ÊHA
Ipepo kane’õ
yvoty akytã yvytúpe,
ñande pire ári,
yvyrarogue piru ñeha'arõ re’õngue.

Tetãgua oiporavo tape karê,
iguata tapia,
itapu kytîmby itapurenda tujápe.

Tanimbu oñemboahoja
omokirirî hagua sapukái ojepokuaáva kirirîme
ñembo’e... jerure, ojupíva yvytýre
ijitápe oñongatúva
tembe kã ñe’ême´ê ha tujágui,
ha tetãgua oguata ipyhare rasáva tapére,
jagua ñarõme,
ha ka’a pirukue, oitykua ñeha’arõ,
guámpa ro’ysã ka’aguy mbyaipyrépe...
mbyaipyretéma.

Kuarahy ha chipa ñe’ême´ê po’aite
kalesita kavaju ka’u
oka’úva ohechaségui ruléta opukáva...
ogueropukáva tetãgua po’a.

Ñembo’e... Kirirî...
ñembo’e jey,
sapatu ojepurúva usuréro tujágui...
Nembo’e rysýi... kuimba’e ñembo’e rysýi.

****.

QUERERTE COMO TE QUIERO
Déjame
quererte como te quiero
aunque se me vaya el alma
aunque se me vaya el tiempo

Déjame recostar
mi frente en tu pecho
y auscultar latidos
al ritmo de tus besos

Esta sed que tengo
se emborracha de recuerdos
y escucho voces
lejanas enturbiando el pensamiento

Es que estar enamorado
es beber siempre sediento

Por eso déjame
quererte como te quiero
aunque se me vaya el alma
aunque se me vaya el tiempo

ROHAYHU KO ROHAYHUHÁICHA
Cherejána
torohayhu ko rohayhuháicha
ohoramo jepe chehegui che ánga
ohoramo jepe chehegui ára.

Cherejána tambojeko che syva nde pyti’áre
ha tahendu itytýi
nde jurupyte guatápe

Ko mba’e yuhéi arekóva
omonga’u che mandu’a
Ha ahendu ñe’ê mombyry
ombotyaíva che ñe’ã

Pe ñaneakãvai ramo
jay’u yuhéi meméme

Upévare chereja
Torohayhu ko rohayhuháicha
oho ramo jepe chehegui che ánga
oho ramo jepe chehegui pe ára.


****.

SI TE SIENTES JOVEN.
Si te sientes joven,
usa y abusa de tus sueños,
es el motor que motiva la acción.

Si te sientes joven,
aprende de las acciones
y de los errores,
solo los que hacen se equivocan.

Si te sientes joven,
aprende del triunfo... sin soberbia.

Si te sientes joven,
escucha al corazón,
que te dará razones,
que te negará la razón.

Si te sientes joven,
arremete con tenacidad
y perseverancia.

Si te sientes joven,
deja latir tus ideales,
al unísono de los desheredados.

Si te sientes joven,
arremete contra molinos de viento
en quijotesca patriada.

Si te sientes joven,
valora a tus padres y maestros,
ellos se dan enteros por formarte.

Si te sientes joven,
goza de la amistad verdadera
y huye de los vicios y las tentaciones.

Si te sientes joven,
es porque aun tienes sueños e ideales,
aunque tu edad solo sea
un par de datos en el calendario.

Si te sientes joven,
la patria te necesita
y Dios te requiere.

REÑANDURAMO NE MITÂHA
Reñandúramo nemitâha
Nde Kerayvoty eipuru
upéva hína omomoyiva ñane rembiapo.

Reñandúramo ne mitâha
eikuaa mba’e porâgui
ha umi jejavykuégui
umi ojapóva añónte ikatu ojejavy.

Reñanduramo ne mitâha,
ehendu nekorasô ryapu
he’ita katuete ndéve mba’ekuaa
ombotovéva ne akâpy.

Reñandu ramo ne mitâha,
tereho chupe jetu’úpe
ha animo’â nekangy.

Reñandu ramo ne mitâha
epu’â molino yvytu rehe
Quijote ajapohaguéicha.

Reñandu ramo ne mitâha,
emomba’e nde sy, nde ru ha opa nembo’eva’ekuépe
ha’ekuéra ojapova’ekue opa mba’e nderehe.

Reñandu ramo ne mitâha,
evy’a ne angirû añeténdi
ha ejere jepokuaa ha jepy’ara’â vaígui.

Reñandu ramo ne mitâha,
hína he’ise reha’arôha mba’e porâ
jepe nde réra oînteha
arapapaha roguépe.

Reñanduramo ne mitâha
ne retâ oikotevê nde rehe
ha ñandejára ne atôi.

EDICIÓN PDF (GENTILEZA DEL POETA):


CORAZON DE ARCILLA - Poemario de ANÍBAL ROMERO - Portal Guarani

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada