Recomendados

viernes, 29 de abril de 2011

CARLOS MARTINI ( Compilación y comentarios ) - DOMINGOS CONTIGO - PASIONES Y NOSTALGIAS / © TELEDIFUSORA PARAGUAYA S.A., Lambaré, Paraguay 2009


DOMINGOS CONTIGO
PASIONES Y NOSTALGIAS
Compilación y comentarios
CARLOS MARTINI
2009 © CARLOS MARTINI
© TELEDIFUSORA PARAGUAYA S.A.
Comendador Bo 1334 esq. Guaraníes, Lambaré, Paraguay
Tel. (595 21) 332 826 R.A. Fax (595 21) 310 399
Lecturas preliminares: ANA MARTINI y LITA PÉREZ CÁCERES
Diseño de tapa: FÁTIMA NÚÑEZ
y equipo de diseño de Teledifusora Paraguaya S.A.
Foto de portada: CARLOS BENÍTEZ
Modelos: PATRICIA BARRIENTOS y RUBÉN BENÍTEZ
Diagramación: GILBERTO RIVEROS ARCE
Corrección: JUAN MANUEL VERA GUTIÉRREZ
Hecho el depósito que marca la Ley N° 1328/98
ISBN: 978-99953-901-0-5


PRÓLOGO
La magia de la radio llega hasta la intimidad del ser que escucha, imaginando al comunicarse un aliado que recoge sus sentimientos y apacigua las ásperas consecuencias de alguna causa.
Por ese fenómeno, significa la desembocadura de muchas corrientes sentimentales del ser humano en su permanente intercambio de culturas.
La radio no es simplemente una antena que emite la señal electromagnética al exterior de una cabina, es un instrumento con alma para la comunicación de conglomerados humanos de heterogénea conducta. En ese rol asumen importancia las características de sus recursos humanos.
Dice OSCAR BOTELLO MIER que la comunicación verbal es el elemento vital en el arte de las relaciones humanas. En ese arte de dar y recibir palabras se manifiesta la virtud del comunicador. En este caso hago referencia a las características personales y profesionales del Lic. CARLOS MARTINI, primero por sus rasgos humanos y luego por su actitud como conductor de programas, función que pone en evidencia su vasta formación intelectual, su madurez y su condición ética.
El contenido de este volumen no es otra cosa que la demostración de lo expresado antes, es el compendio de sentimientos expresados en multitud de casos que afectaron o afectan a los protagonistas, sin descartar el pesar causado en su momento. Se suman, asimismo y con frecuencia, la extracción de frases memorables de libros de ilustres pensadores coherentemente citadas.
Ornamento especial y oportuno constituyen las misceláneas de tiempos idos, pero recordados con el placer de quienes fueron protagonistas o expectantes, conformes modas, costumbres, personajes y lugares que hoy, gracias a la memoria colectiva, retornan a una confortante remembranza. Los sitios de la ciudad, los negocios, los servicios públicos, los puntos de reunión de miembros de nuestra sociedad en sus niveles diversos: cafés, restaurantes, clubes, artistas nacionales y foráneos, las canciones de moda, etc.
Un recuento que, para concretarlo, se ha sabido manejar el imán de un lenguaje calificado y atractivo vocabulario, además del arte especial de lograr la confianza de quienes, de oyentes, pasan a ser interlocutores y coprotagonistas..., y, lo que es más, con excelente se-lección musical. Este es un resumen imperdible para rememorar, comparar, analizar y comprender los acaeceres de la vida desde este enfoque íntimo realizado por Carlos Martini a través de Radio Cardinal Romance.
Recordar es tener el poder de vivir.

Prof. RODOLFO SCHAERER PERALTA
Lambaré, julio de 2009



¿HAY ALGUIEN ALLÍ?
Estamos cada vez más solos. Los otros se nos aparecen como barreras infranqueables. Nos quedamos en la piel. No rozamos nada que pueda parecer el espíritu.
Por eso tanta desesperación y malestar en este tiempo de la instantaneidad sin territorios para compartir afectos.
Esta intuición rondaba mis pensamientos desde hacía varios años. Antes de incursionar, en marzo del 2004, en el universo de las radios FM a través de la City, la 99.1, leí uno de los mejores libros sobre el caminar de la vida, "ENSAYOS DE INTIMIDAD", del filósofo argentino Santiago Kovadlof (1942). Allí comprendí que, alguna vez, tendría que combinar mi ámbito habitual de la sociología, el periodismo y la docencia con canales de intercambio de intimidades, dolores y alegrías, que solo pueden ofrecer las radios FM.
En uno de los párrafos más entrañables de libro alguno que haya leído está lo siguiente:
"No, no creo que mueran nunca nuestras emociones fundamentales ni, en nosotros, aquello o aquellos que les dieron vida. La de jugar, la de habernos enamorado, la del miedo y la vergüenza. Nos apartamos de ellas y de nosotros mismos para seguir o proseguir o, simplemente, insistir. Pero en las melodías que fueron nuestras, o más exactamente a las que pertenecemos, quedan tatuadas las vivencias de las horas decisivas. Y con ellas, cuando vuelven, volvemos también nosotros... pertenecemos a las emociones que creíamos perdidas para siempre" (Santiago Kovadloff. "Ensayos de intimidad". Emecé, Buenos Aires, 2002, pp. 204-5).
Es como si cada uno de nosotros preguntara una y otra vez si hay alguien allí, donde sea, simplemente para compartir una historia personal o un recuerdo que nunca se fue.
Mis pasos por la City y la Universitaria (101.5) entre el 2004 y el 2006 me confirmaron que son en estos espacios donde nos encontramos más como quisiéramos ser.
De allí que, cuando una mañana de finales de enero del 2008, el Sr. Mariano Nin, jefe de Prensa de Canal 13, me dijo al pasar, en medio de los preparativos para el Noticiero, que la Sra. Andrea Bittar, directora de Radio Cardinal, quería hablar conmigo, me quedé paralizado. Tuve inmediatamente la intuición de que era en relación con una posible incorporación a la FM. Recuerdo todavía aquel viernes de enero, lo difícil que me fue concentrarme en el Noticiero. Salí disparando al terminar. Cuando la Sra. Bittar me ofreció este espacio, el de los domingos a la mañana, no dudé un instante.
Después, gracias a la oportunidad brindada por el señor Christian Chena, del presidente de Teledifusora Paraguaya S.A., don Alfredo Chena, y al apoyo del Sr. Fabián Bozzolo, vicepresidente de la empresa, un domingo 10 de febrero comencé este trasiego, de cada domingo, de 8:00 a 12:00.
Ahora puedo confesar que venía con todo el miedo del mundo. Por un lado, en ese espacio yo era un oyente obsesivo de Charles González Palisa, cuya vena romántica compartimos y, como si fuera poco, llegaba a la radio romántica por excelencia.
Era como pasar a jugar en el Real Madrid.
Y así fueron surgiendo estas historias, ya desde el primer domingo, cuando estuve con Freddy Ramírez como operador, que fue central para que mi ansiedad se controlara en aquel primer domingo.
Después lo conocí personalmente a Alberto Suceso Báez, cuya compañía dominical se volvió una necesidad vital. Por supuesto, quiero agradecer la gentileza de siempre de nuestro programador general, Juan Ortega.
Los relatos que presentamos en este volumen corresponden al periodo que se extendió desde el domingo 10 de febrero de 2008 al domingo 8 de febrero de 2009
Cada lunes a la tarde, me encargaba de hacer una selección de relatos, no podía transcribirlos todos por razones de espacio, pensando en su publicación.
Debo aclarar que todas las historias relatadas en estas páginas fueron transmitidas al aire.
No figuran los relatos de los oyentes que me pidieron que sus testimonios no sean comentados al aire.
Observarán que, en la mayoría de los casos, los nombres son ficticios. Las historias, como comprenderán, así lo exigen.
Abordé algún que otro cambio en el estilo y en el contenido de ciertos relatos para su mejor comprensión.
En algunas historias me he tomado el atrevimiento de realizar comentarios, que reflejan lo que sentía en el momento de escuchar la historia. En otros relatos prefiero que sea el lector el que vaya completando con sus vivencias, fantasmas, ilusiones y heridas el sentido y el pulso de ellos.
¿Son ciertas, son reales, estas vivencias, estos recuerdos?
¿Son fantasías, deseos no realizados, sueños diurnos de domingo?
Solo hago mía la frase con la que el escritor colombiano Gabriel García Márquez comienza su libro "VIVIR PARA CONTARLA", una suerte de memorias cuyos límites entre realidad y fantasía nunca sabremos.
"La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda".
Nuestro peregrinaje en la tierra es un misterio. Solo sabemos que estamos en un laberinto.
Y no sabemos adónde vamos. Pero seguimos caminando. Cada vez más solos.

CARLOS MARTINI
Asunción, febrero del 2009


AMORES
En la vida de los hombres y de las mujeres, los amores son como las carreteras que cruzan la Tierra. Vistas desde el aire, parecen cicatrices que guardan recuerdos de heridas hondas, casi mortales. Pero ¡son tantas! las rutas, porque sin amor no hay vida, y él, como las plantas nobles, vuelve a brotar muchas veces durante la existencia humana.
Hay tantos amores que se hizo imposible clasificarlos o normarlos. Al amor solo le basta estar ahí, a la vuelta de la esquina, aguardando al caminante para ofrecerle la breve copa de su felicidad.


PRIMER  AMOR
Mi nombre es Silvia. Tengo 41 años, soy separada, y te puedo decir que acabo de conocer a mi primer amor. Ahora me doy cuenta de que amar no es lo mismo que casarse, sino encontrar a alguien que rompa todos nuestros miedos. A esa persona recién conocí hace un mes.
COMENTARIO PERSONAL: A otros en cambio nos pasa que ese primer amor fue el único, platónico, que se quedó entre las brumas de la adolescencia. Quizás por eso, cada vez que transito por la calle Mariscal Estigarribia, a la altura de La Riojana, siento volver a algún distante sábado a la mañana de principios de los setenta y vuelvo a ver a una adolescente. No sé por qué, pero la melodía que colorea ese recuerdo es "El gato en la oscuridad'; de Roberto Carlos.


LA SORPRESA DE ELISA
Elisa llegó al bar donde su marido la esperaba. Habían acordado almorzar juntos allí. Ella lo miraba tratando de encontrar rastros de culpa por una posible infidelidad de esa mañana. Sin embargo, estaba feliz de verla. Sacó un estuche de regalo del bolsillo y se lo puso entre las manos. "¡Feliz aniversario!", le dijo. Elisa había olvidado que era el 2 de diciembre, fecha aniversario de su boda. En realidad, él le había ido a comprar un regalo.
COMENTARIO PERSONAL: Este texto fue un aporte de una oyente después de la lectura al aire de un cuento, "SAL", de la mexicana ÁNGELES MASTRETTA (1949) que se encuentra en el volumen "MARIDOS" (SEIX BARRAL, Buenos Aires, 2007). Ese relato trata sobre una Elisa y sus temores de infidelidad del marido en un sábado a la mañana. El final no fue revelado y esta oyente, de nombre Elisa también, lo completó de acuerdo a su imaginación y, probablemente, a sus deseos.


TODAVÍA LO ADORO
Dejé a mi marido cansada de sus infidelidades. Para demostrarle el daño que esa conducta causa, también yo me metí con un casado mientras todavía estaba con mi esposo. Le conté lo que hice. Hace un año nos separamos. Recién me envió un mensaje. Carlos, todavía lo adoro.


EL ASIENTO VACÍO
Soy Ana. Te cuento que tengo 28 años y mi marido 65. Estoy perdidamente enamorada de él. Nos conocimos en un viaje al interior. El ómnibus iba casi lleno y él le ofreció el asiento a una mujer. Entonces observó que el asiento de al lado del mío estaba vacío. Se sentó a mi lado. Allí comenzó todo. Hace cinco años estamos casados y tenemos una maravillosa hija, llamada Noelia.


EN LA CÁRCEL
Soy Verónica. Mi marido está en la cárcel desde hace 10 años. Está condenado a 17 por haber matado a una persona. Tenemos una hija de 9 años. Es una niña brillante. En todo este tiempo le fui fiel a mi esposo. Espero que pronto consiga la libertad condicional.


MI PRIMERA PASAJERA
Soy Orlando, llevo casado 23 años con Norma. Recuerdo que yo estaba sin trabajo y entonces mi padre me prestó su taxi. Ella fue mi primera pasajera. En ese momento, Norma se encontraba desespera da porque su mamá estaba enferma. La llevé de visita al hospital. Me pidió que la aguardara. Y allí comenzó todo. Tenemos 3 maravillosos hijos.
COMENTARIO PERSONAL: Me puedo imaginar a un taxista mirando por el espejo retrovisor las piernas de la pasajera. A mí me ocurre al observar un programa de la televisión local cuando una presentadora, de cuerpo enloquecedor, no dobla las piernas, sino las junta y la cámara se posa allí cerca. Allí uno entiende cómo le habrá costado a San Agustín dejar su vida de libertino.


EL PRIMO DE LA NOVIA
Soy Adelina, llevamos 12 años de casados con Gustavo. Lo conocí en un casamiento, adonde fui acompañando a un sobrino que no se quería ir solo. Allí me presentaron al primo de la novia. Nos casamos poco después.


MÁS DE CUARENTA AÑOS DESPUÉS
Soy Ramón. En tiempos de colegio conocí a una chica de la cual me enamoré. Fuimos novios un tiempito. Cuando finalizamos el bachillerato, yo fui a estudiar a la universidad en Brasil, y ella, a la Argentina. Nos separamos. En 1983 nos volvimos a encontrar, pero muy brevemente. Pero lo que son las cosas, en las jornadas de Navidad en Familia del año pasado, la Navidad del 2007 nos reencontramos otra vez. Ella permanecía soltera, yo me había casado y divorciado. Volvimos a enamorarnos como en aquellos días del colegio, hace 43 años. Vamos a casarnos. Esta vez no voy a dejar pasar la oportunidad.
COMENTARIO PERSONAL: Lo que le ocurrió a Ramón coincide con lo que yo, misántropo y, por lo tanto, con poca autoridad para hablar del tema, pero ya que me dejan... lo digo: uno siempre se pasa buscando a una sola mujer en la vida. Igual que en la película "París Texas" (Win Wenders, 1980, cuando un hombre amnésico dedica todo su esfuerzo sólo a reencontrarse con la única mujer que amó. En un momento, cuando se produce lo esperado por él, la frase que pronuncia ese hombre está en la antología de las frases del cine romántico: “En todas las mujeres que conocí, sólo buscaba tu rostro".


ACEPTÉ SER LA SEGUNDA
Mi nombre es Elena. Tengo 40 años y hace 13 que soy amante de un hombre que hoy tiene 57. Él es casado, pero somos padres de un hijo. Sé que no se va a separar. Ya acepté ser la segunda.


ALGÚN DÍA, EN ALGÚN LUGAR
Soy Claudia. En el año 2000 conocí a un médico que trabajaba en Washington en un organismo internacional. Chateábamos, pero la relación se cortó después de los atentados de setiembre del 2001, ya que, al estar su oficina frente al Pentágono, no nos podíamos ni chatear porque cortaron las comunicaciones que venían de afuera, por seguridad. Por casualidad, nos volvimos a encontrar en Paraguay en el 2003. Retomamos la relación y en este año de 2008 nos vamos a casar. En nuestros correos electrónicos siempre terminábamos con la expresión: "Algún día, en algún lugar".


DESAMORES
Se dice que solo una delgada línea separa el odio del amor, incluso hubo una película en la lejana década de los 50 que se llamaba "ODIO QUE FUE AMOR".
Solo quien ama apasionadamente, es capaz de odiar con tal intensidad. Muchas veces, cuando una pareja llega al final, no hay odio. Lo que se siente es una especie de indiferencia, de alivio, porque ya el desamor había carcomido las bases de esa relación. El odio es un sentimiento extrovertido y el desamor es solapado. Pero en el origen de ambos hubo amor.


JUGUETE DE NADIE
Soy Clara. Hace nueve años me separé después de 20 de casada. Me harté de las mentiras, los maltratos físicos y sicológicos. Me costó mucho, porque las mujeres creemos que el matrimonio es para toda la vida. Recuperé mi autoestima. Decidí que no quería ser juguete de nadie. Me volví a casar hace dos años. Solo me arrepiento de no haberme separado antes. Ahora nos solemos ver con mi ex pareja, porque tenemos dos hijos, pero jamás se me ocurre volver con él.


AMANTE DE MI GINECÓLOGO
Me conmovió escuchar esa historia. Soy Teresa. También estuve casada 20 años. Me separé hace ocho meses. Me casé muy joven, a los 17, y pasé de la dictadura de mi mamá -era muy rígida- a la de mi marido. Habíamos estado 10 meses de novios. Parecía buena persona. Pero, cuando nació nuestra primera hija, se volvió tan celoso que creía que me había vuelto amante de mi ginecólogo. Tenemos tres hijos. En esta última Navidad vino a visitarnos y se puso muy violento, a tal punto que uno de mis hijos me dijo después que por fin había conocido realmente a su padre. A partir de hoy, después de escuchar su programa, voy a escribir un libro con la historia de mi vida.


LOS HIJOS
Soy Rafaela, me separé hace 10 días. Estuve casada 12 años. Ya teníamos diferencias fuertes sobre nuestros hijos. El sólo pensaba en darles coches lujosos, yo quería invertir en casas para ellos. Ojalá me pase lo mismo que a la oyente anterior.


HIJA DE UNA VIOLACIÓN
Soy Estela. A los 19 años fui violada. Hasta ese momento era virgen. Quedé embarazada. Me sugirieron abortar. No lo hice y, gracias a esa decisión, hoy tengo una maravillosa hija de 31 años. Con el paso del tiempo me casé, tuve otros dos hijos y después me separé.


EMBARAZADA, ENAMORADA DE MI EX NOVIO
Soy Diana. Hace tres años que estoy casada. Estoy embarazada. Después de cuatro años volví a ver a mi ex novio y, al verlo, volví a enamorarme perdidamente de él y él también de mí. No sé qué hacer, porque mi marido es muy bueno y cariñoso conmigo.


CÓMO HACE EL AMOR
Soy Claudia, tengo 25 años. Una llamada perdida en el celular de mi ex novio me abrió los ojos. Él se enojó cuando le conté lo que encontré. Me había prestado su celular y así pude conocerla a la otra mujer. Él me juró que era una relación pasada. Pero es mentira. Incluso esa mujer me relató con detalles cómo se porta en la cama, lo que a él le gusta desde que comienza a desvestirse hasta las palabras que dice cuando está terminando. Lo dejé ayer.
COMENTARIO DEL COMPILADOR: Esta fue una de las conversaciones más excitantes para mí en el transcurso del 2008. La voz de esta oyente era de una temperatura sensual insoportable. Casi, casi, le pedí los detalles de lo que al novio le gustaba en la cama para tener el pretexto de preguntarle hermosa como cuando se la ve simplemente con el pelo suelto, un jean apretado, blusas ajustadas y sandalias con taco.


NOSTALGIAS Y RECUERDOS DE OTROS TIEMPOS
Hay nostalgias y añoranzas varias, extrañamos el amor, los amigos, el barrio, la escuela y la ciudad que ha crecido, tanto que no la reconocemos más. Porque si ahora peinamos canas, ella, la ciudad, también ha cambiado de cara y la surcan nuevas arrugas causadas por edificios modernos emplazados allí donde jugábamos los partidí de la infancia. Del hielo repartido en carros, a las chaperonas o tomasitas que cuidaban la virtud de las niñas, todo vuelve a la memoria, los oyentes se embarcan en la nave del pasado y vuelven a ser jóvenes. Es una experiencia que nadie desdeña.
En esta sección campea la memoria del pasado, de aquellos buenos viejos tiempos.


ESQUELITAS
No todas las experiencias son malas, Carlos. Me llamo Laura y soy viuda. Amé a mi marido hasta su final. Te cuento que soy enfermera y él era médico. Cuando nos dirigíamos a trabajar a nuestros respectivos hospitales, le ponía esquelitas de amor en el bolsillo del pantalón que él leía a la hora del almuerzo. Todavía lo extraño mucho.


LA CHICA DE LA BOUTIQUE
Soy Teresa, tengo 70 años. La historia de mi primer y último amor comenzó cuando yo tenía 16 años y va a ver que la diferencia de edad no impide la felicidad. Soy de Concepción y a los 10 años vine a Asunción. Estuve en el Colegio María Auxiliadora como interna, porque quedé huérfana de madre y era la única mujer de seis hermanos. Cuando cumplí 15, mi papá me llevó a Concepción a celebrar el cumpleaños. El joven que iba a ser mi marido que entonces tenía 28 años era trasladado a Concepción a trabajar en un laboratorio de un hospital. Una mañana, cruzando a visitar a una vecina, él me vio, quedó admirado, me lo dijo después, pero no se me acercó. Pero a partir de ese momento esperaba que en las mañanas yo visitara a mi vecina. Esto durante el tiempo que permanecí en Concepción. Hasta que un día que me vio frente al negocio de mi tío, una boutique, se me acercó. Allí comenzó un amor que duró 45 años. Por favor, ¿podríamos escuchar ahora "La chica de la boutique", de Heleno?
COMENTARIO PERSONAL. Cada vez que paso frente a una boutique de algún shopping no puedo dejar de tararear esa canción o de recordar el conmovedor cuento "El maniquí", de Mario Halley Mora. Hay cada figura que uno quisiera llevársela al dormitorio.


USTED ME RECUERDA A TITA MÉRELO
Soy Raquel, cuando yo era adolescente leía una revista llamada "Nocturno", en la cual Tita Merelo tenía una sección llamada Cartas del Corazón. La gente contaba cosas que le pasaban. Su programa es muy parecido a esa sección. Además, ella también quería a los perros. Tenía uno que se llamaba "Corbata" y usted siempre la recuerda a "Umi".
COMENTARIO PERSONAL. Hay amores que no pasan y dolores que son para siempre. "Uma" o "Umi" fue migran compañera durante el 2006 Murió el martes 23 de enero de 2007. Era una preciosa yorkshire. Son esas marquitas eternas en el alma que dejan ciertas cicatrices, como dice la actriz uruguaya China Zorrilla.


AMOR QUE NO PASA
Soy Adela. Una vez que mis hijos se casaron me separé. Quiero volver a enamorarme, pero descubrí que a quien sigo amando es a mi ex marido.


NUESTRA PRIMERA HELADERA
Soy Sara Botti de Villamayor. En los cincuenta mi padre compró la primera heladera del barrio. Era una "Westinghouse" del comercio de Manuel Ferreira. Recuerdo que era tanta la novedad que, cuando vio llegar la heladera, un vecino se puso a aplaudir.
(Los nombres de la historia son reales. Nos llamó también Josefina para contarnos que, de la misma casa comercial, compró una heladera en 1960 a 25.000 guaraníes. Ella, además, tenía una moto Vespa y compraba el aceite también en el comercio de Manuel Domínguez. Por 50 guaraníes le colocaban el aceite a la moto en las estaciones de servicio.


EL CARRITO DE LA PALMERA
Soy Ada. En los sesenta recuerdo un carrito tirado por caballos que repartía panificados riquísimos de La Palmera, que estaba en Benjamín Constant y Montevideo. El pan francés era uno de mis preferidos. También repartía leche y queso. Llevaba una cortinita. Todavía me lo imagino transitando por la calle Colón.
(Esa panadería todavía funciona en ese sitio. Llamó enseguida Kike Krona para contarnos que La Palmera pertenecía a los hermanos Luis y José Fontclara).


MILANESA CON PAN EN MEDIO DE LA PROYECCIÓN
Soy Carmen. En Duque, detrás de la iglesia, funcionaba el cine Gloria al aire libre. En medio de la proyección andaban entre las filas los vendedores de milanesa con pan, era a 10 guaraníes, también vendían chorizos. Se pasaban en simultáneo con el cine Victoria. Se pasaban dos películas- A veces una de ellas no llegaba a tiempo.


INOLVIDABLE CARLOS PENAYO
Carlos, soy Rosanna Penayo, este 21 de enero de 2009 se cumplirán 21 años del fallecimiento de Carlos Penayo. Recién escuché que una oyente se acordó de los "Sábados Bailables de La Española", por Emisoras Paraguay. Carlos y Blanca Navarro eran los conductores.
COMENTARIO PERSONAL: Carlos Penayo fue una de las mejores voces de la radiofonía paraguaya. Rosanna también me contó que ella se inició con un breve espacio de cinco minutos llamado "Gotitas de Amor"; en Radio Cáritas. Era un programa que iba de 20 a 23 todos los días. Ella era estudiante universitaria y como pasantía, durante esos cinco minutos te-nía ese espacio.
A partir de esta llamada de Rosanna, varios oyentes nos devolvieron a otros tiempos de la radio. Por ejemplo, uno de ellos nos recordó a Alejandro Ortiz Aquino, "Chicle" ; con sus "5 centavos de ilusión"; los monólogos con su "incorpóreo amigo Gabriel" ; de Fernando Cazenave; "El mirador de los sucesos”; por Emisoras Paraguay, con Gerardo Halley Mora; un concurso llamado "Se quema, se quema'; se quemó en que había que responder a una pregunta antes que se apagara la cerilla de un fósforo; el programa "La noche tiene tu edad", con Roberto Simbrón, auspiciado por el Hotel Itá Enramada, las cartas de amor a la siesta elaboradas por Rodolfo Víctor Santacruz (ROVISA), leídas por Juan Carlos Hermosa. Además, nos contaron que ROVISA preparaba libreto para un programa de los domingos a la mañana en Radio Ñandutí, auspiciado por Martel y donde llegaron a actuar, entre otros, Palito Ortega y Leo Dan, la publicidad de Café Santo, que hacían niños en directo en Radio Guaraní a cambio de un cuarto de café, o aquella "Nutrisensacionalísisma Trébol" ; programa infantil en la fonoplatea de Radio Paraguay auspiciada por Trébol y conducido por Angélica Berenice Vera, Celia María Benítez y Eugenia Chaparro Benítez, la hija de esta última.


MIEDO A SUFRIR
Muchas personas rechazan el amor por miedo a sufrir, tuvieron experiencias muy dolorosas y se niegan al riesgo que puede ofrecer una relación amorosa, una relación que también puede traer felicidad.
En esta sección también se encuentran los que soportaron abandonos, aquellos que nunca más volverán a confiar.
Por último, hemos incluido a quienes separan el sexo del amor y a los que se sienten heridos por la indiferencia de sus parejas.


DIFERENCIAS DE CULTURA
Soy María Elena. Tengo 50 años. Me casé a los 17 y mi matrimonio fue desastroso. Nos separamos 13 años después. Lo mejor de esa etapa son las dos maravillosas hijas. Yo era muy joven y estaba atada a él porque no tenía una profesión. Pero después de separarnos, con la ayuda de mis padres, estudié formación docente. Me realicé. Durante 20 años no miré a nadie. Pero hace unos 15 años conocí a un hombre, pero no pasó nada. Ahora volvió. Estamos saliendo, pero sin relaciones íntimas todavía. Es una persona honesta, pero me preocupa que haya una gran diferencia en cultura e instrucción entre los dos. ¿Qué va a pasar cuando tengamos que frecuentar a mi familia y amistades? Mis hijas ahora están en EE. UU. Vuelven en diciembre. Fue la soledad la que me llevó a salir con este hombre, me gusta estar con él, pero no estoy del todo decidida.


¿SERÉ SOLO UNA AVENTURA?
Soy Diana. Hace tres años que estoy separada. Hasta hace algunos meses salí con un hombre. Terminé con él. Sólo quería jugar. Después conocí a otra persona. Es muy cariñosa. Tenemos ambos 33 años. Yo tengo dos hijos. Él es soltero, sin compromiso, vive con la mamá, la cual está enferma. Me llama todo el día. Está pendiente de mí, pero no quiere formalizar la relación. Tengo miedo que me quiera sólo para una aventura. Él dice que viene de una relación que duró nueve años, nunca se casó con esa mujer, se separaron hace seis años y dice que le traumó.


NO QUIERE VOLVER A ENAMORARSE
Doy Daniela, tengo 35 años, con tres hijos ya grandes. Me divorcié hace cuatro años. Hace unos meses conocí a una persona completamente libre, tiene 30 años. Comenzamos a salir, manteníamos relaciones íntimas y parecía que íbamos a ser más que amigos. Yo estoy enamorada de él. Tenía una novia y cada tanto habla de su ex. Pero me dice que no quiere formalizar una relación conmigo, que no quiere volverse a enamorar.


¿UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD?
Soy Alma, tengo 42 años. Hace 12 años me enamoré de un hombre que tenía una pareja, aunque no se habían casado. Yo todavía estaba casada. Iniciamos una relación, pero, como teníamos pareja y no estábamos dispuestos a dejar a nuestras parejas, nos separamos. Diez años después, ya estando yo divorciada, me buscó y reiniciamos aquella relación que quedó trunca. Lo sigo amando hoy, pero ya no me siento correspondida. Hoy me hago la pregunta: ¿la segunda oportunidad mereció realmente la pena?


ABANDONO
¿Se puede sobrevivir a un abandono? ¿Se puede prevenir?
Las víctimas de una acción de abandono, en la mayoría de los casos, no consiguen superar ese trauma. Si bien siguen viviendo y cumpliendo con las rutinas acostumbradas, hay un grito interior que pregunta por qué y un hueco en el alma que nunca más se llena, con ningún amor nuevo ni con toda la seguridad que ofrezca otra relación.


EL DINERO DE ELLA
Me llamo Elena, tengo 27 años. Estuve de novia hasta hace una semana con un hombre de 40. Parecía muy enamorado, hasta que se cruzó en nuestras vidas una estudiante universitaria de familia con mucho dinero. Se fue con ella.


OTRA VEZ SOLA
Soy Olga. Hace un año y medio mataron a mi marido en un asalto. Estuvimos juntos 25 años, tuvimos una hija. Después de su muerte conocí a otro hombre, nos hicimos amigos, luego pareja, con buenas relaciones sexuales, pero, de repente, en este enero del 2008, me pidió un tiempo para separarnos, desapareció completamente. Él me decía que era soltero, que tenía dos hijos, pero ahora no sé qué pensar. Nunca quiso que conociera a su familia.


UN MECHON DE TUS CABELLOS
Soy Fabiola. Quisiera escuchar "Un mechón de tus cabellos", que canta Salvatore Adamo. Cuando tenía 14 años, yo le regalé un mechón de mis cabellos a un chico del que estaba perdidamente enamorada. Mi mamá me vio cuando le entregué y me dijo que esa persona iba a ser mi marido. Así fue. Hoy tengo 57 años, estuvimos casados casi 30 años, con dos hijos excelentes, pero él me dejó por culpa de una María, como la de esa historia de la de 22 años que tiene un amante casado.


DESAPARECIÓ
Soy Alba, tengo 24 años. Estuve saliendo con un hombre de 49. Él está casado. Hace una semana no sé nada de él. Estuvimos cuatro años juntos. Somos compañeros de trabajo. Se tomó vacaciones el lunes y al día siguiente vino la esposa a la oficina y se quejó con nuestro gerente sobre nuestra relación. Él tiene cinco hijos. Creo que esto es el final.


EL ÚNICO HOMBRE
Hola Carlos, soy Claudia. Hoy me levanté con mucha nostalgia. Hace unos meses mi novio se fue con otra mujer, es una alumna suya. Fuimos pareja durante dos años y medio. Fue el único hombre al que amé.


COMO TODAS LAS COSAS EN LA TIERRA
Soy Marina, tengo 66 años. Hace seis años, un 8 de diciembre, me sentía muy triste. Entré a un cíber, vi gente que chateaba. Entró también un hombre que estaba solo, me saludó, hablamos, nació una amistad y algo más. Pero hace dos años se fue definitivamente de mi vida, como todas las cosas en la tierra, vienen y se van.
COMENTARIO PERSONAL: Es así, por eso una de las canciones que no me canso de escuchar es "Como una ola", en la versión de Rocío Jurado.


AYER SE CASÓ
Soy Silvia, tengo 27 años. Estuve en pareja con un hombre durante cinco años. Nos separamos hace cinco meses. Tenemos una hija. Él se casó ayer con una mujer que también tiene 27 años. Él tiene 28.



EL BAZAR
En esta sección los lectores encontrarán de todo: hay opiniones, historias de dolores profundos, experiencias de los oyentes sobre sexo y hasta algún acto fallido del conductor.


CREÍ QUE ERA SOLO UNA AVENTURA
Soy María, tengo 22 años, estudio relaciones internacionales, soy soltera. Desde hace dos años tengo un amante de 46 años, él es casado, es político. Nos conocimos en una oficina pública donde yo trabajaba. Al principio creí que era solamente una aventura. Pero ahora estoy enamorada. Si nos peleamos, creo que el mundo se derrumba, pero sé que no es para mí. A veces me llama desde la cama, cuando a su lado está su esposa. Ella me llamó a decirme que estoy destruyendo su familia. A veces yo me escondo de él, pero no puedo dejarlo.
COMENTARIO PERSONAL. Este es un caso que cada vez que me consultan en privado doy la misma respuesta: María no tiene futuro al lado de ese hombre. Será siempre una segunda para desahogos pasajeros. Es un punto de vista polémico, pero, a mi modo de ver, hay que considerar el resto de la vida de una mujer joven que, en casos como el relatado, para ese hombre mayor no deja de ser un objeto de placeres olvidables.


ELLA SALÍA, YO ENTRABA
Mi nombre es Raúl, tengo 36 años y soy casado desde hace nueve años. Acabo de escuchar la historia de María. Yo también vivo desesperadamente una relación con una amante que está casada, de 30 años, ella tiene un hijo. No sé qué hacer. Ella no quiere que yo me divorcie. La conocí en una farmacia. Ella salía, yo entraba.
COMENTARIO PERSONAL: Si la mujer casada del relato de Raúl no quiere que él se divorcie, es más que probable que el matrimonio de la señora ya sea más aburrido que cenar arroz con agua tibia, pero por algún motivo desea seguir con el marido en las formas, pero las ansias de sexo gratificante están en otra parte, y no con el esposo, con el cual, por cierto, saldrá en las fotos de sociales como una pareja modelo.


LA COPA Y EL CÁLIZ
Soy Dirce. Estuve escuchando atentamente esas dos historias anteriores. Estoy en desacuerdo con mujeres que son amantes de hombres casados. Tenemos que dignificarnos. No debemos aceptar, ser segundonas. La mujer es la copa y el cáliz del amor.


LOS  TES SON NECESARIOS
Soy Anabel. Yo estoy casada y estoy de acuerdo con la relación con amantes. ¿Qué sería de los matrimonios sin los amantes? Cuando uno o una tiene un amante, viene a la casa más relajado o relajada y el matrimonio funciona mejor.
COMENTARIO PERSONAL. Debo reconocer que, aunque me cueste entender está lógica, el argumento no es disparatado. Es otro de los motivos que refuerzan la opción mía por la soltería: debo sospechar que cada atardecer que me encuentre con mi esposa y que ella esté radiante y sexy, es porque en, esa siesta disfrutó y gozó como se debe con su amante.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada